Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Demócratas presentan dos acusaciones para el juicio político a Trump, en base a la farsa de investigación

diciembre 12, 2019
20191210-salty-dems-impeachment.jpg
Solamente los demócratas fueron permitan testificar. 10 de diciembre de 2019 (CSPAN).

12 de diciembre de 2019 — El martes 10 de diciembre, en un proceso que duró menos de 15 minutos, con máscaras de solemnidad fingida, los demócratas de la Cámara de Representantes dieron a conocer los dos cargos para hacer el juicio político al Presidente Donald Trump. Jerry Nadler, presidente de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, alegó que el Presidente abusó de su cargo en favor de sus intereses personales en tanto que “puso en peligro nuestra democracia, puso en peligro nuestra seguridad nacional” al pedirle al Presidente de Ucrania que interviniera en las elecciones del 2020 a su favor. Cuando atraparon al Presidente haciendo esto (en referencia al falaz denunciante cuyo nombre nadie puede conocer), dijo Nadler, Trump obstruyó de manera sin precedentes la investigación del Congreso que realizaban los demócratas (y en la que nunca permitieron a los republicanos ni al Presidente llamar a sus testigos). Luego Nadler le pidió al otro compinche suyo que ha encabezado la farsa de “investigación”, Adam Schiff, presidente de la Comisión de Inteligencia, que continuara con el espectáculo que solo puede describirse como un fantasía puramente psicodélica.

Schiff anunció que era “indiscutible” que el Presidente Trump había lesionado la seguridad nacional para beneficio propio, al exigir al gobierno ucraniano que investigara a su oponente en las elecciones para el 2020, Joe Biden (quien sí manipuló al gobierno anterior de Ucrania para espiar a Trump), y que investigaran una “teoría de conspiración sin sustento impulsada por los rusos” (ninguna teoría, sino hechos constatados) respecto a que los ucranianos intervinieron en las elecciones de Estados Unidos del 2016, a cambio de una reunión en la Casa Blanca y asistencia militar de armas pesadas para pelear contra la agresión rusa. El desquiciado Adam Schiff, con los ojos saltones, dijo que el juicio no podía esperar, porque si no, el Presidente iba a hacer que Ucrania o alguna otra potencia extranjera interviniera en las elecciones del 2020 a su favor, del “mismo modo” que hizo trampa en el 2016 (¡!).

Y eso fue todo; se quedaron juntitos en el estrado, sin aceptar que les hicieran preguntas. Durante los días siguientes la Comisión Judicial abrió la discusión y se espera que para esta semana la Comisión vote por el juicio político con base a la mayoría demócrata, y de ahí la próxima semana llevarán la acusación al pleno de la Cámara de Representantes antes de las vacaciones de Navidad.

Kevin McCarthy, líder de la minoría republicana de la Cámara de Representantes, respondió al show de los demócratas señalando que la vocero de la Cámara, Nancy Pelosi, había dicho apenas la semana pasada en una conferencia de prensa que hace dos años y medio los demócratas habían comenzado a diseñar este plan de enjuiciamiento político. Nadler hizo campaña para ser presidente de la Comisión Judicial, argumentando que él sería la mejor persona para llevar a cabo esa gesta. Tan pronto como los demócratas retomaron el control de la Cámara de Representantes, en enero del 2019, la Pelosi cambió drásticamente las reglas de funcionamiento de la Cámara, para facilitar el show de juicio estilo Inquisición, que es lo que sucedió en los últimos dos meses.

Puede encontrar la cobertura completa del juicio político contra el Presidente Trump en el sitio electrónico de LaRouche PAC en inglés.