Los neo-robespierres demócratas preparan un caos permanente de juicio político

19 de diciembre de 2019

19 de diciembre de 2019 — El columnista del diario Washington Examiner, Byron York, le advirtió a la Casa Blanca el martes 17 que se prepare para “un modelo de juicio político estilo Brett Kavanaugh” (en referencia al debate sinfín para confirmarlo como magistrado de la Suprema Corte) en donde, cuando se cae una acusación, se introduce otra, y otra, y así sucesivamente. York se refirió al líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, quien ahora exige la presentación de cuatro testigos más que no participaron en las audiencias de la Cámara de Representantes para su “investigación”; entre esos cuatro, se encuentran el ex asesor de seguridad nacional, John Bolton y el funcionario de la Casa Blanca, Mike Mulvaney. Schumer necesita conseguir cuando menos 4 republicanos que apoyen su demanda, para que se sumen a los 47 senadores demócratas y así conseguir la mayoría relativa, señala York.

“Si Schumer consigue lo que busca, parece difícil creer que será el final de todo. La solicitud de más testigos está diseñada no para llegar a un cierre del debate, sino para volver a abrir el caso contra Trump. De este modo, si los demócratas pueden introducir más testimonios en el juicio, pueden decir luego que los testimonios nuevos plantean nuevas interrogantes que requieren de una mayor investigación. Y una nueva investigación requiere de más testigos, lo cual seguramente llevará a más interrogantes, lo cual…”, comenta York. Del mismo modo, la solicitud de más testigos puede salir de la demanda que introdujo la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes en un tribunal federal para que se le entregue el material confidencial del gran jurado que formó Mueller durante su investigación del “Rusiagate”, según explica York.

Pero incluso las advertencias de York se quedan cortas del escenario de caos permanente con el juicio político que pretenden hasta salir de Trump, un grupo de demócratas de la Cámara encabezados por el rabioso promotor de la eutanasia y de la muerte económica verde, el representante de Oregon Earl Blumenauer.

El portal del Washington Post informó la tarde del miércoles 18, que el representante de Oregon Earl Blumenauer está organizando a colegas demócratas para la idea que patrocina el asesor de Obama y profesor de derecho constitucional de Harvard, Laurence Tribe, en su artículo de opinión titulado “No dejen que Mitch McConnell dirija un juicio político a la Potemkin” publicado el lunes 16 en el Washington Post. Es decir, que la Cámara de Representantes vote por los cargos para enjuiciar a Trump, pero no los transmita al Senado para el juicio hasta que no se hayan creado las condiciones para que el Presidente sea condenado.

Según la reseña del WP, los promotores del plan, que ya está en marcha, piensan que “el juicio se podría demorar de modo indefinido, para negarle a Trump la absolución … el representante demócrata por Oregon, Earl Blumenauer, dice que si McConnell no acepta llamar a los testigos demócratas y monta un juicio justo, los demócratas podrían simplemente aguantar la acusación de modo indefinido y seguir con la investigación de Trump. La Cámara ya empezó varios casos en los tribunales en busca de documentos y testimonios que todavía no se han resuelto. ‘¿Quién sabe que pasaría para aumentar los cargos? Esto debería funcionar bien’, dijo. ‘No hay ningún provecho en apresurar la cosa’ ”.

Blumenauer alega que ya habló con tres docenas de representantes demócratas que expresaron su entusiasmo por la idea.

Air Force 1