Narcotráfico S.A. está llevando a cabo el menticidio de los jóvenes en los estados que han legalizado la marihuana

24 de diciembre de 2019

24 de diciembre de 2019 — La Dirección de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (SAMHSA en sus siglas en inglés) acaba de publicar un impactante informe) en donde se demuestra que el aparato de Narcotráfico S.A. está logrando cometer un menticidio en contra de la juventud vulnerable de Estados Unidos. La investigación muestra que el consumo de marihuana, en especial entre los jóvenes, en los estados de la unión americana en que la han legalizado, ha aumentado enormemente, en comparación con los estados en los que esta no es legal.

La investigación fue dada a conocer por Smart Approaches to Marijuana (SAM) (Enfoques Inteligentes sobre la Marihuana), un grupo no partidista, sin fines de lucro, formado por ciudadanos y profesionales preocupados que se oponen a la legalización de la marihuana. La organización emitió un boletín de prensa el 19 de diciembre, en donde se cita al Dr. Kevin Sabet, presidente de SAM, quien señala que “estos datos muestran que la industria de la marihuana está consiguiendo su meta de enganchar a los chicos a la marihuana, que es hoy sumamente más potente”. El Dr Sabet es un ex asesor de alto nivel de política sobre drogas del gobierno de Obama.

El grupo SAM hace hincapié en que el consumo de la marihuana entre los jóvenes, los adultos jóvenes y la población en general, en los estados en que es “legal”, “continuó su tendencia ascendente ya por varios años en varias categorías”. El estudio revisó el consumo en el último mes, y lo compara con el año anterior. Estos son algunos de los resultados del estudio:

* En los estados en que es “legal”, el consumo de la marihuana el mes pasado entre jóvenes de 18 a 25 años de edad, aumentó en un 8% el año pasado, pero su consumo en esta categoría de edad es 50% mayor en los estados “legalizados” que en los que no han legalizado el consumo.

* En los estados en que es “legal”, el consumo de esta droga el mes pasado en la categoría de jóvenes de 12 a 17 años de edad, siguió su tendencia hacia el aumento. El estado de Washington fue en el que se vio el mayor incremento en el consumo entre estos jóvenes el mes pasado, con un aumento del 11%. En Colorado el aumento fue de un 4%. Y ahora Massachusetts sustituyó a Colorado como el estado de mayor aumento en el consume por primera vez. Colorado bajo a un segundo lugar en esta categoría.

* El mes pasado en los estados en que es “legal”, los jóvenes consumieron 40% más marihuana que los jóvenes de los estados en que esta no es legal. Durante el año pasado, el consumo de marihuana en los estados en que es “legal” es aproximadamente 30% más alto que en los estados en que no es legal.

* En los estados en que es “legal”, hay un 30% más de jóvenes que la consumen por primera vez que en los estados en que no es legal.

El Dr. Sabet explica que: “como supimos apenas esta semana de la encuesta Monitoring the Future, el número de personas jóvenes que considera que consumir marihuana no inflige daño alguno, es el menor registrado hasta ahora. Dados los datos recientes que vinculan la marihuana de gran potencia con graves problemas de salud mental, adicciones y el abuso futuro de otras drogas, esto es sumamente preocupante. Instamos al Congreso y al Presidente ahora para que dejen de colaborar con la industria de la marihuana y a que inicien una campaña de información sustentada en la ciencia sobre los peligros de los actuales productos de la marihuana”.

El grupo SAM señala que el cerebro de un adolescente no se ha terminado de desarrollar sino hasta mediados de su segunda década, en especial la parte del cerebro que regula la planificación de comportamientos cognitivos complejos, toma de decisión, y el comportamiento social. “Los cerebros que todavía se están desarrollando son especialmente susceptibles a los efectos negativos de la marihuana y el consumo de otras drogas. El drástico aumento del consumo de la marihuana que estamos presenciando en este grupo de edad en los estados en que está ‘legalizada’, debería ser causa de gran preocupación”. [Énfasis añadido].