Octava Cumbre entre China, Japón y Corea del Sur aprobó un plan para diez años

26 de diciembre de 2019

26 de diciembre de 2019 — El Primer ministro de Japón, Abe Shinzo, y el Presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, se reunieron con el Presidente de China, Xi Jinping, en Pekín el 23 de diciembre antes de viajar a Chengdu para la Octava Cumbre entre China, Japón y Corea del Sur que se llevó a cabo al día siguiente. Xi Jinping habló con los dos jefes de Estado sobre la cooperación en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR). El Presidente Moon propuso la alineación de la Franja y la Ruta con las Nueva Política Sureña y Nueva Política Norteña de Corea del Sur, en tanto que Abe propuso la "cooperación en terceros mercados".

En Chengdu, en donde representó a China el primer ministro Li Keqiang, la Cumbre emitió una plan llamado "Una visión de cooperación trilateral" para los próximos 10 años. Este es el 20avo aniversario de que se iniciaran las cumbre trilaterales en 1999, luego de la crisis financiera en Asia de 1997.

Aunque las relaciones entre China y Corea del Sur están mejorando, todavía hay fricciones en torno al despliegue del sistema de defensa antimisiles THAAD de Estados Unidos, en territorio de la Corea del Sur, que lo aprobó el gobierno anterior (durante el gobierno de Obama en EU), por un lado, y por el otro, debido al boicot no oficial a Corea del Sur y a las empresas surcoreanas de parte de China, que todavía tiene cierto impacto. Las relaciones de Corea del Sur con Japón se encuentran en un nivel bajo, porque el gobierno del Presidente Moon sigue exigiendo a Japón reparaciones de guerra por trabajos forzados y prostitución forzarla durante la ocupación, a pesar de acuerdos anteriores que parecía haber solucionado eso. Como represalia Japón impuso restricciones comerciales. Con respecto a estos temas no se anunció ninguna resolución en la Cumbre, aunque la reunión en sí misma ayuda a reducir las tensiones.

Por otro lado, las relaciones entre China y Japón están mejorando. Xi Jinping hará una visita de Estado a Japón en la primavera. Xi dijo que “para desarrollar los nexos entre China y Japón en la nueva era, primero que todo los dos países deben llegar a un claro consenso estratégico. Ambas partes deben implementar el consenso político de que China y Japón son socios que cooperan mutuamente y que nos son una amenaza el uno para el otro, y que hay que seguir el espíritu de ’convertir la competencia en coordinación’, para fomentar el desarrollo correcto de los vínculos", dijo Xi, según informó Xinhua. Claramente también es un mensaje a Estados Unidos.

Los jefes de Estado asiáticos también analizaron la situación de Corea del Norte y otros temas de interés mutuo. Tanto Moon como Abe afirmaron que “los asuntos de Hong Kong y lo referente a Xinjiang son asuntos internos de China” como lo planteó Moon.