El diario británico Guardian confirmó que el embajador británico en Irán ayudó a los manifestantes

15 de enero de 2020

14 de enero de 2020 — El lunes 13 continuaron las manifestaciones contra el gobierno iraní, cuando menos en la capital, Teherán, aunque hay muy poca confirmación veraz de las mismas, aparte de algunas fotos que muestran multitudes de unos miles en Teherán. El jefe de la policía de la capital declaró que tienen órdenes de mantenerse al margen.

La reseña de las manifestaciones del diario londinense The Guardian del lunes 13, confirmó el papel del embajador. Según el diario, el embajador Robert Macaire ayudó a “iniciar una vigilia que se convirtió en una manifestación, y en ese momento el embajador se fue”, y luego fue arrestado cuando abandonaba el sitio de la manifestación, y fue liberado luego de múltiples protestas y comunicados desde la embajada británica. El ministro británico del Exterior, Dominic Raab, dijo al denunciar el arresto de Macaire, que “el gobierno iraní se encuentra en una encrucijada. Puede seguir su marcha hacia el estatus de paria con todo el aislamiento político y económico que conlleva, o dar pasos para reducir las tensiones y comprometerse en una vía diplomática para avanzar”.

El Presidente Donald Trump ha publicado varios mensajes en su cuenta de Twitter desde el domingo 12 por la noche, sobre estas manifestaciones. Ha dicho que Estados Unidos apoya a los manifestantes; que el Asesor de Seguridad Nacional O’Brien le ha dicho que los dirigentes iraníes están listos a negociar, y que su única condición con relación a negociaciones con Irán son: nada de armas nucleares y no maten a los manifestantes.

El diario británico informó también que el líder supremo Khamenei ordenó una investigación sin precedentes sobre las acciones de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI).

“Un alto comandante de los CGRI, el general Ali Hajizadeh, confesó en público que él sabía que el avión fue derribado casi inmediatamente después de que sucedió, y pidió perdón… Hajizadeh, jefe de la división aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, se disculpó en televisión y dijo que el grupo asume toda la responsabilidad por el desastre”.