El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Lavrov, advierte que EU podría repetir el intento de golpe a Venezuela

22 de enero de 2020

22 de enero de 2020 —Luego de que renunciaron el 15 de enero el primer ministro de Rusia, Medvedev, y su gabinete de gobierno, a petición del Presidente ruso, Vladimir Putin, el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, advirtió que Estados Unidos podría tratar de repetir su intento de golpe de Estado en Venezuela en cualquier otro lugar. Lavrov hizo este comentario en una rueda de prensa que dio el 17 de enero en Moscú, en la que resumió los esfuerzos diplomáticos llevados a cabo por Rusia en el 2019.

Le preguntaron que si se podría esperar en el 2020 ese tipo de intentos de golpe de Estados Unidos como sucedió en el 2019, a lo que Lavrov respondió: “Es muy difícil predecir sobre el futuro y en particular sobre cómo van a actuar los colegas de Estados Unidos. Ustedes enumeraron algunos ejemplos de su comportamiento... Es difícil prever con qué van a salir este año, pero no se puede descartar nada".

TASS dio antecedentes sobre la crisis en Venezuela: Se empeoró cuando el 23 de enero del 2019, el entonces presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó (cargo del cual fue relevado por el Tribunal Supremo de Justicia del país), se autoproclamó presidente interino durante una manifestación en Caracas. Nunca sustentado en algo legal, el respaldo a Guaidó cayó drásticamente en Venezuela a pesar del reconocimiento impulsado por Estados Unidos, de la mayoría de los Estados de la Unión Europea (UE), de los países miembros del Grupo de Lima (a excepción de México), y de Australia, Albania, Georgia e Israel, así como de los burócratas de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En esa misma rueda de prensa, Lavrov abordó también el tema de los esfuerzos de Estados Unidos para enchufar a Japón en su estrategia militar de confrontación con Moscú. “Si ustedes dan una ojeada a los documentos, declaraciones y decisiones que se han adoptado en el marco de esta alianza [de Estados Unidos y Japón], verán que EU utiliza su alianza para afirmar su política de contener a Rusia y de tratarla como si fuera una adversario. Japón es parte de esta estrategia de su aliado más cercano, Estados Unidos. Por supuesto, queremos claridad, queremos entender de qué manera se va a desenvolver nuestra futura cooperación en una situación en la que los estadounidenses van a tratar de meter a Japón en sus planes, oficialmente planteada contra Rusia”.