Diplomacia en el sudoeste asiático luego del anuncio del Plan de Trump para Israel y Palestina

30 de enero de 2020

30 de enero de 2020 — Luego del anuncio de la propuesta del Presidente Donald Trump para un acuerdo de paz entre Israel y Palestina se han iniciado una serie de pasos diplomáticos. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, salió de Washington, DC, directamente hacia Moscú, en donde informaría hoy al Presidente de Rusia, Vladimir Putin sobre su plática con el Presidente Trump y sobre el plan mismo, como lo confirmaron voceros de ambos mandatarios.

El Departamento de Estado de EU publicó una declaración en la que dice que el embajador de Estados Unidos en Rusia, John Sullivan, informará a las autoridades rusas sobre el plan de Trump para el Medio Oriente.

El presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del Consejo de la Federación Rusa (la cámara alta de la legislatura rusa), senador Konstantin Kosachev, señaló la importancia de iniciar las negociaciones entre Israel y Palestina. Escribió en su página oficial de Facebook el 28 de enero, que “el ‘acuerdo del siglo’ que anunció Trump, por supuesto, requiere de un análisis detallado, y no solo en sus partes substanciales, sino también en sus partes resonantes, cuanto se trata de las reacciones de las dos partes en el viejo conflicto del Medio Oriente. Y si todos (¿y si?) no es que vayan a aceptar incondicionalmente la propuesta de Washington, sino que al menos comiencen las negociaciones sobre su base, eso sería un éxito común, y pienso que no importa tanto quien sugirió el plan para empezar.

El Presidente palestino Mahmoud Abbas le dijo a la televisión nacional palestina el 28 de enero, que ellos rechazan el plan de paz, pero que negociarán con Israel bajo los auspicios del “cuarteto” de mediadores internacionales en el Medio Oriente, integrado por Rusia, Estados Unidos, la ONU, y la Unión Europea.

“Nosotros aceptamos las negociaciones con Israel bajo los auspicios del cuarteto”, dijo Abbas. “Nos adherimos a las negociaciones sobre la base de la legitimidad internacional, y no aceptaremos a Washington como el único mediador en el proceso de paz en el Medio Oriente”, declaró.

Reiteró asimismo que el plan de paz se tiene que basar en la creación de un Estado palestino con las fronteras de 1967.

Aparentemente la idea del “cuarteto” será aceptada por Rusia, por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y por la Unión Europea. En este sentido, son pertinentes los comentarios del ministro del Exterior ruso, Sergey Lavrov, quien destacó la necesidad de escuchar la posición palestina, así como la de la Liga Árabe, pero también declaró que a Moscú “le gustaría realmente que revisara la situación el cuarteto de mediadores internacionales, que son Rusia, Estados Unidos, la ONU y la UE”.

El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, y el vocero del secretario general de la ONU, Stéphane Dujarric, también exhortaron al diálogo. “La iniciativa de Estados Unidos ofrece la ocasión para reiniciar los esfuerzos urgentemente necesarios para una solución negociada y viable al conflicto palestino-israelí”, dijo Borrell. Dujarric por su parte comentó que “las Naciones Unidas siguen comprometidas a respaldar a los palestinos e israelíes para resolver el conflicto sobre la base de las resoluciones de la ONU, el derecho internacional y los acuerdos bilaterales, y con la visión de que los dos Estados, Israel y Palestina, convivan lado a lado en paz y seguridad en sus fronteras reconocidas, sobre la base de las líneas establecidas antes de 1967”.