Se reanuda el gran proyecto hidroeléctrico argentino con financiamiento chino

31 de enero de 2020

31 de enero de 2020 — Luego de varios años de retraso, se reanudará el megaproyecto hidroeléctrico que se construye en la provincia patagónica argentina de Santa Cruz, con financiamiento chino. Aunque el contrato para el proyecto se firmó con China en 2015 durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, mediante el cual China proporcionaría un financiamiento de $4,700 millones de dólares, su sucesor neoliberal Mauricio Macri saboteó la construcción, con el cuento de que presentaba problemas ambientales y porque prefería alternativas de energía eólica y solar.

Luego Macri puso más obstáculos, cuando sus aliados corruptos en el sistema judicial entramparon a Gerardo Ferreyra, vicepresidente de la empresa Electroingeniería, y lo detuvieron preventivamente por más de un año con acusaciones falsas de corrupción. La firma Electroingenieria está asociada con la firma china Gezhouba Group Corp., en el consorcio UTE Represas Patagonia, encargados de la construcción del proyecto Santa Cruz.

Ahora en el gobierno del Presidente Alberto Fernández, quien busca ampliar la cooperación con China y con Rusia, el proyecto volverá a continuar. El 28 de enero, la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner hizo una gira por la zona donde se ubican las dos presas del complejo hidroeléctrico Santa Cruz, acompañada de Yuan Zhixiong, del Grupo Gezhouba Corp., y de Gerardo Ferreyra, quien salió de la cárcel en octubre pasado sin que se le hubiesen presentado cargos en ningún momento. El diario Ambito Financiero informó que recientemente Yuan Zhixiong se reunió con el secretario de Energía de Argentina, Sergio Lanziani, para tratar sobre el proyecto Santa Cruz, además de otros proyectos de energía en los que China tiene interés.

Fernández de Kirchner declaró que cuando el proyecto hidroeléctrico esté terminado, aumentará la generación hidroeléctrica del país en un 15%, con lo cual se reducirá la dependencia en la importación de petróleo. Actualmente el proyecto emplea a 2205 personas, de las cuales 167 son chinas. Cuando esté terminado, dará empleo directo a 6000 personas y a unas 10,000 más de manera indirecta, según informó el diario Urgente 24.