Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Exoneración de Trump crea un momento de optimismo, y una apertura para los programas de LaRouche

7 de febrero de 2020
trump-feb6-2020.jpg
El Presidente Donald J. Trump durante su discurso sobre el Estado de la Unión, el martes 4 de febrero de 2020, en la Cámara de Representantes del Capitolio de Estados Unidos, en Washington, DC. (Foto oficial de la Casa Blanca por Shealah Craighead).

La exoneración del Presidente Donald Trump en el Senado de Estados Unidos, abre las puertas a un momento de optimismo en el que es posible resolver las crisis estratégica y financiera que amenaza a la humanidad, señaló Helga Zepp-LaRouche en su videoconferencia semanal del 4 de febrero. Ahora que Trump se ve libre de la amenaza de ser depuesto, Helga Zepp-LaRouche plantea que ahora Trump necesita que lo apoyen para que rompa por completo con las doctrinas geopolíticas y económicas británicas que han creado esta crisis. Zepp-LaRouche señala que este es el momento para que “la gente avance realmente con el programa de las Cuatro Leyes de LaRouche, a saber, la restitución de la Ley Glass-Steagall, la creación de una banca nacional, un programa de urgencia para desarrollar la energía de fusión y la cooperación internacional en el espacio, y como parte de esto, que el Congreso apruebe el financiamiento total del programa Artemis”. Asimismo, Zepp-LaRouche destacó la necesidad de que se lleve a cabo una cumbre de emergencia entre los Presidentes Trump, Putin, Xi y el primer ministro Modi; así como la exoneración de Lyndon LaRouche, que falleció hace casi un año.

La exoneración de LaRouche, explicó ella, le permitirá a la gente estudiar sus ideas sobre economía, historia y ciencia, para elevarse al nivel del pensamiento estratégico necesario para aprovechar este momento. Uno de los problemas reales que enfrentamos, que se puede superar familiarizándose con el método de LaRouche, es el que no se comprende la conexión entre la densidad de flujo energético, y la densidad relativa potencial de población, lo cual es fundamental para el éxito en la economía física. En cambio, tanto en Estados Unidos como en el mundo entero, se cree erróneamente que el crecimiento del mercado de valores y otros activos financieros representan un valor económico real.

La realidad es que tenemos enfrente la desintegración del sistema financiero transatlántico dominado por los británicos, junto con el desplome de la economía física, lo cual hace casi imposible para la mayor parte del mundo lidiar con crisis tales como la plaga de langosta que arrasa al África y gran parte del sudoeste de Asia. Esta crisis, así como el constante peligro de guerra regional e incluso hasta de una guerra termonuclear, exige una cumbre de urgencia entre los jefes de gobierno de Estados Unidos, China, Rusia e India, como lo han planteado Helga y Lyndon LaRouche en repetidas ocasiones.

La disposición que ha demostrado el Presidente Trump para seguir peleando a favor de una relación de amistad con Rusia y China, a pesar de la oposición de neoconservadores y neoliberales tanto demócratas como republicanos, hace que estas opciones políticas sean una verdadera posibilidad.

El 2020 es el año en que posiblemente el viejo sistema se va a desintegrar; tenemos que asegurarnos de que sea sustituido por un Nuevo Paradigma, coherente con las metas comunes de la humanidad, concluyó Helga Zepp-LaRouche.

La conferencia está disponible en este enlace: https://youtu.be/a4TBcwaL-cg