La gente que se pudra; los buitres financieros quieren su dinero. El Presidente de Argentina dice que la "vida" es primero

27 de marzo de 2020

26 de marzo de 2020 — Tenedores de bonos anónimos (buitres financieros) le han solicitado a la American Credit Derivatives Determinations Committee que decida si Argentina está en un incumplimiento formal de su deuda, ya que el ministro de Economía del país, Martín Guzmán, declaró de manera inequívoca que no pueden pagar la deuda denominada en dólares.

En una pregunta que enviaron al sitio electrónico de la American Credit Derivatives Determinations Committee el 23 de marzo, estos acreedores anónimos se quejaron de que en una conferencia de prensa el 20 de marzo, Guzmán "hizo hincapié en que el país no estaba en posición de hacer los pagos del principal de su deuda... Dados estos hechos... consideramos que debe haber ocurrido un repudio o moratoria". Si esta Comisión llegara a estar de acuerdo, esto desencadenaría de inmediato el pago de las Permutas de Incumplimiento Crediticio (CDS, en sus siglas en inglés), cosa que les preocupa enormemente a los buitres financieros.

Los tenedores de bonos están histéricos porque el Presidente Alberto Fernández ha defendido la vida humana, y no los pagos de la deuda o su restructuración, su prioridad única en la pelea en contra del coronavirus novel. A principios de esta semana, el Presidente declaró que, "si el dilema es la economía o la vida, yo elijo la vida". Para él ’la economía’ significa la deuda, controlar el déficit, etc.

Mientras que impone y hace cumplir algunas de las medidas más rigurosas que se están tomando en el hemisferio occidental en la pelea contra el coronavirus, Fernández ha garantizado subsidios de emergencia a los jubilados, a los pobres, a las familias con hijos, y a los trabajadores, para asegurarse de que nadie pase hambre y de que todos puedan acceder a la atención médica adecuada. Se puso en contacto personalmente con el Presidente de China, Xi Jinping, para comprar suministros médicos, mientras discute con los industriales argentinos sobre cómo pueden hacer para reconvertir sus fabricas para producir máscaras tapabocas y respiradores.