Costa, Mitsotakis y Salvini no miden sus palabras con la UE

2 de abril de 2020

1º de abril de 2020 — Según la reseña del diario español El País, el ministro de Finanzas de Holanda, Wopke Hoekstra, pidió una investigación sobre por qué algunos países alegan que no tienen márgenes presupuestales para enfrentar la emergencia del coronavirus, a pesar de que la eurozona ha crecido por los últimos siete años (sic!). Esta declaración fue una referencia directa a Italia y a España, y es una increíble provocación, ya que esos dos países han ejecutado recortes presupuestales para cumplir con las normas de la Unión Europea (UE).

El Primer ministro de Portugal, Antonio Costa, respondió que las declaraciones de Hoekstra son “repugnantes” y representan “una amenaza al futuro de la unión Europea… Este tipo de respuesta constituye una irresponsabilidad absoluta, es una mezquindad repetida y socaba totalmente el espíritu de la Unión Europea… si la UE quiere sobrevivir, es inaceptable que una figura política con responsabilidad, de cualquier país, pueda dar esa respuesta ante una pandemia como la que atravesamos”.

También el Primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, emitió una declaración sumamente crítica a la teleconferencia de la UE del 26 de marzo. “La reunión de ayer no estuvo a la altura de la ocasión. Europa se enfrenta a la mayor crisis desde la Segunda Guerra Mundial. No me refiero solo a la indecible tragedia humana en donde los países en desarrollo se ven forzados a decidir quién vive y quién muere. Hablo también de la tragedia económica causada por la parálisis de la actividad económica”, escribió Mitsotakis en su página de Facebook el 27 de marzo.

Mitsotakis reiteró su apoyo a la solución de los denominados “coronabonos”, mediante los cuales la Unión Europea en su conjunto podría “obtener préstamos, a bajo costo, en grandes cantidades a nombre de todos los Estados miembros”, y recordó que él firmó la carta al presidente del Consejo de la UE, Charles Michel, con ocho de sus colegas con el fin de plantear esa solución. Se hizo eco del Premier italiano, Giuseppe Conte, cuando dijo que “desafortunadamente, algunos países insisten en manejar el presente con las herramientas del pasado”.

Por su parte, el líder de la Lega Nord, y dirigente de la oposición italiana, Matteo Salvini, acusó a la UE de “tomarse dos semanas más de tiempo para decidir qué hacer, para ver si va a ayudar, a quién y cómo. En una emergencia como esta, donde la gente se muere, hoy de neumonía y quizás mañana de pobreza…. Esto es cualquier cosa menos una “Unión”. Es un nido de víboras y chacales. Primero, vamos a derrotar el virus, luego vamos a reconsiderar a Europa. Y si es necesario, vamos a decir adiós, sin decir gracias siquiera”.