Embajador de China en EU exhorta a la colaboración en torno al COVID-19 en una carta al New York Times

9 de abril de 2020

8 de abril de 2020 — En una carta publicada por el diario New York Times el domingo 5 de abril, el embajador de China en Estados Unidos, Cui Tiankai, dice que este no es momento para “señalamientos”, sino un momento para la “solidaridad, colaboración y el apoyo mutuo” en la lucha contra el coronavirus.

“China fue azotada duramente por la pandemia no hace mucho tiempo, por lo que su pueblo puede sentir empatía con el sufrimiento de los estadounidenses ahora”, dice Cui. “Hicimos grandes sacrificios para hacer retroceder al virus; sabemos qué tan dura es la batalla y seguirá siendo, aquí y en todo el mundo. Siempre recordaremos que en nuestros días más difíciles, nuestros amigos en muchos lugares, muchos de ellos estadounidenses, muchos de ellos neoyorquinos, nos ofrecieron una mano amiga. Estamos listos ahora para devolverles su amabilidad y ayudarles a salir adelante también”.

Cui señala que China le ha proporcionado a Estados Unidos 1.5 millones de mascarillas, 200,000 kits para hacer pruebas, 180,000 guantes y muchos otros suministros médicos. “En un momento en que la solidaridad es esencial, tenemos que mantener la cabeza fría y decir con claridad no a la necedad de avivar el racismo y la xenofobia, y de convertir a otros países y razas en chivos expiatorios”, escribe en su carta. “Esa acritud no solo debilitará la cooperación entre nuestras naciones, sino que sembrará semillas de suspicacia y confrontación que podría poner a nuestros pueblos y al mundo en un grave peligro ante este virus desatado y de los efectos económicos que ha causado”.

“En tanto que son las dos economías más grandes del mundo, China y Estados Unidos tienen que encabezar los esfuerzos internacionales de colaboración en la investigación, del tratamiento y de vacunas, y explorar el compartir las tecnologías farmacéuticas entre las naciones. Tenemos que ayudar a los países que tienen sistemas médicos subdesarrollados y contribuir a mejorar la gobernanza en la salud global”, señala Cui.

“Asimismo, debemos mejorar nuestra coordinación de la política macroeconómica para estabilizar los mercados; garantizar el crecimiento y los medios de vida de la gente; y mantener abiertas, estables y seguras las cadenas industriales y de suministro globales. Este fue el mensaje central que transmitió el Presidente Xi durante la cumbre virtual del Grupo de los 20 sobre el COVID-19 el mes pasado. Es también parte integral del concepto de que los países pertenecen a una comunidad global con un futuro compartido”.