En China contemplan la recuperación de la crisis económica por la pandemia con la construcción de un maglev y más infraestructura

21 de abril de 2020

21 de abril de 2020 – La revista Nikkei Asian Review informa que el gobierno de la provincia de Zhejiang anunció el viernes 17 de abril los planes para construir un ferrocarril de levitación magnética (maglev) que conectará Shanghái con Ningbo al sur, vía Hangzhou (213 km); el anuncio se hizo en una conferencia para promover a Zhejiang como provincia con una red de transporte de alta calidad.

La conferencia dio a conocer un plan de 30 años mediante el cual Zhejiang contempla fortalecer su red de transporte en tres fases, según la reseña de Zhejiang News. Se plantea la construcción de un ferrocarril de 400 kms que costaría unos 100 mil millones de yuanes (unos ($14,100 millones de dólares). El gobierno de Zhejiang se propone revitalizar la economía local mediante la inversión de 3 billones de yuanes en infraestructura de transporte.

La nota de Zhejiang News, destaca que "para 2035, Zhejiang habrá desarrollado una fortaleza en transporte de alta calidad, con infraestructura moderna, servicios y una gestión del sistema de transporte con una competitividad de alta calidad, para alcanzar las metas de la satisfacción del pueblo y para estar a la vanguardia del mundo. Para mediados de ese siglo, Zhejiang habrá desarrollado una fortaleza en transporte de alta calidad en todos los aspectos, a la cabeza del mundo en los aspectos de infraestructura, en capacidad de transporte integral y en sistemas de gestión modernos”.

Para 2035, Zhejiang habrá construido tres círculos de tráfico de una hora, y dos círculos logísticos de carga, con servicio en un día en China, en dos días para los países vecinos, y servicio en tres días en las principales ciudades del mundo; servicio de una hora en las zonas urbanas y rurales; de dos horas dentro al interior de la provincia de Zhejiang, y en tres horas a las principales ciudades del Delta del río Yangtze.

En particular, Zhejiang contempla varios proyectos, entre ellos un ferrocarril costero de alta velocidad, con una inversión total de 1.2 billones de yuanes para este conjunto. Asimismo, contempla la inversión de 2.4 billones de yuanes en obras de infraestructura de gestión de agua, ferrocarriles, carreteras, y otros modos de transporte.

Aunque no se dan fechas de cuándo entrará en servicio el complejo de transporte, según Nikkei se espera que el plan concluya para 2035. La empresa estatal CRRC Corp. está desarrollando un vehículo que puede alcanzar una velocidad máxima de 600 kph, y es probable que las líneas ferroviarias en construcción utilicen esta tecnología. La provincia de Yunna, en China central, también contempla la construcción de una línea ferroviaria de 430 kms.