La cumbre del BRICS subraya la cooperación en investigación, desarrollo, y en el fortalecimiento de la "salud pública global" para combatir la pandemia

30 de abril de 2020

30 de abril de 2020 — Los ministros de Relaciones Exteriores de las naciones del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) realizaron una teleconferencia el martes 28 de abril, en la que coincidieron en la necesidad de fortalecer su cooperación para combatir la pandemia del coronavirus, y destacaron que —como lo planteó el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi— el desarrollo debe “ser el punto central de la agenda macroeconómica global”.

Los principales temas que se tocaron fueron el respaldo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el multilateralismo, y la oposición a las guerras y a las sanciones. Pero el planteamiento de Wang Yi sentó la pauta. Recalcó que como representantes de países emergentes que tienen influencia a nivel global, “los BRICS deben actuar por el interés del bienestar general de la humanidad… Tenemos que hacer el llamado correcto y también hacer lo correcto”. La gobernanza global es especialmente importante en este momento, dijo, ya que el virus no reconoce fronteras; pero, subrayó, el virus no va a cambiar el “objetivo de nuestros tiempos, que es la paz y el desarrollo...y mucho menos va a disuadir a la humanidad en su firme búsqueda de civilización y progreso”.

Por lo tanto, “debemos seguir trabajando para hacer del desarrollo el punto central de la agenda global en las políticas macro... [y] mejorar la coordinación con las políticas macroeconómicas”. Advirtió que “debido a las debilidades y deficiencias que se presentaron durante esta crisis, también tenemos que mejorar la gobernanza global en salud pública, y esto tiene que ser una prioridad superior en la agenda internacional, y debemos trabajar unidos para construir una comunidad de salud para todos” (énfasis añadido). La experiencia de China al lidiar con la COVID-19, añadió, “nos ha hecho completamente empáticos al sufrimiento de otros pueblos por dificultades similares”. La disposición de China a prestar ayuda “se inspira en el humanitarismo; no tiene ninguna agenda ideológica, y mucho menos la impulsa un interés geopolítico egoísta”.

Wang recomendó que se aproveche más el Nuevo Banco de Desarrollo del BRICS y el Acuerdo de Reservas de Contingencia, para garantizar “una sólida ayuda financiera a nuestras economías”. El grupo decidió establecer un mecanismo especial de préstamo de $15 mil millones de dólares para ayudar a los países miembros en la reconstrucción de sus economías aquejadas por el coronavirus.

Aparte de esto, según el diario Deccan Herald, India está en conversaciones con otros miembros del BRICS para establecer un Centro de Investigación y Desarrollo de Vacunas, aprovechando que la pandemia COVID-19 ha colocado “la cooperación en el sector de la salud como la prioridad en los planes”. Durante la videoconferencia, se habló de ampliar la cooperación entre las agencias de salubridad de los países miembros. “También acordaron garantizar la disponibilidad de productos médicos novedosos por medio del fomento a la investigación, el desarrollo y el acceso a medicamentos de precios módicos, de calidad, eficaces y seguros, de vacunas, diagnósticos y otros productos médicos y tecnologías”.