CrowdStrike admitió que no tiene evidencia alguna del “hackeo ruso”

9 de may de 2020

9 de mayo de 2020 – La empresa de seguridad de Internet, CrowdStrike, que supervisó la investigación del supuesto hackeo ruso a las computadoras del Comité Nacional Demócrata (CND), nunca tuvo evidencia alguna de que Rusia extrajo efectivamente los archivos de las computadoras del CND.

La Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes (que se pasó todo el año pasado tratando de abrir un juicio político al Presidente Donald Trump) sabía esto desde diciembre de 2017, cuando entrevistaron al presidente de CrowdStrike, Shawn Henry, y éste les dijo: “No tenemos evidencia concreta de que la data fue extraída del DNC”. La Comisión de Inteligencia sabía esto en todo momento. El fiscal especial que investigaba la supuesta colusión de Trump (partiendo de la mentira de que ganó la elección porque los rusos hackearon las computadoras del DNC y publicaron su contenido en WikiLeaks) sabía esto en todo momento también. Pero se mantuvo oculto del público hasta ayer que se dio a conocer la versión desclasificada de 53 entrevistas que llevó a cabo esa comisión.

Esta revelación podría representar otro golpe devastador a los perpetradores del intento de golpe, apenas unos días después de que el Departamento de justicia dio marcha atrás a la acusación penal contra el general Michael Flynn.

Para empezar, ¿quién es Shawn Henry? Trabajó en el FBI durante 24 años y recibió su último ascenso, a subdirector ejecutivo de la Rama Penal de Servicios Cibernéticos y de Respuesta, del entonces director del FBI, Robert Mueller, en 2010. El mismo mes que se retiró del FBI, fundó la empresa CrowdStrike en 2012. Según la biografía oficial de CrowdStrike, Henry “supervisó la mitad de las operaciones de investigación del FBI, entre estas todas las investigaciones penales y cibernéticas del FBI en el mundo, las operaciones internacionales y la respuesta incidental crítica del FBI a investigaciones y desastres mayores”.

El bufete de abogados del CND contrató a CrowdStrike para que investigara un presunto hackeo de la red de computadoras del CND. Luego de su muy peculiar investigación, CrowdStrike llegó a la conclusión de que tenía suma confianza en que los adversarios rusos habían infiltrado el sistema de computadoras del CND. Luego, para conectar los correos electrónicos que publicó WikiLeaks, a un hackeo ruso del CND, el equipo de Mueller señaló que un personaje de Internet identificado como “Guccifer 2.0”, había plantado ciertos documentos del CND y que alegaba que los había hackeado de su sistema de computadoras. Fortuitamente para Mueller, “Guccifer 2.0” dejó “pistas” en ruso a la espera de que fuesen descubiertas con los archivos publicados, pistas que equivalían a haber encontrado el pañuelo de Vladimir Putin en la escena del delito.

Julian Assange, director de WikiLeaks (quien sigue preso en un calabozo británico en condiciones bárbaras) ha declarado repetidamente que los archivos que publicaron no fueron proporcionados por Rusia, ni por ningún sector estatal. Assange ha dicho que entiende que ciertamente es posible que Rusia, o cualquier otro, pudiera intentar hackear, o hackear de hecho la red del CND, pero ese hackeo si lo hubiese, no tuvo nada que ver con los materiales que publicó WikiLeaks. El ex director técnico de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) Bill Binney, revisó públicamente toda la data forense disponible y concluyó que “Gucifer 2.0” es falso, y que los archivos que publicó WikiLeaks contienen metadata que indica que fueron obtenidos mediante una filtración (copiados a algún dispositivo de memoria) y no por un hackeo. Binney ha dado varias entrevistas a LaRouchePAC y al Instituto Schiller para explicar los detalles. Asimismo, a solicitud del Presidente Trump se lo explicó al entonces director de la CIA, Mike Pompeo, de quien no se sabe qué hizo con esa información.

Con la desclasificación de la transcripción de las declaraciones de Henry, ahora todo mundo puede leer lo que dijo CrowdStrike sobre la “extracción” rusa del material de la red de computadoras del CND:

El presidente de CrowdStrike, Shawn Henry: “Nosotros no tenemos evidencia concreta de que la data fue extraída desde el CND, sino que tenemos indicadores de que fue extraída… Pero en este caso, parece que estaba preparada para ser extraída, solo que no tenemos la evidencia que diga que efectivamente salió”.