Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

A desacoplarse de Gran Bretaña, no de China

18 de may de 2020

18 de mayo de 2020 — El acontecimiento más peligroso que pudiera ocurrir en medio de la actual situación estratégica, es el desacoplamiento de Estados Unidos y China, recalcó Helga Zepp-LaRouche en una plática el domingo 17. El mundo enfrenta la crisis existencial de la pandemia junto con una hambruna de "proporciones bíblicas", como resultado de una desintegración del sistema financiero y económico, que Lyndon LaRouche pronosticó en repetidas ocasiones. La humanidad no tiene una solución para esta crisis, si no hay una estrecha colaboración de Estados Unidos y China —junto con Rusia, India y otras naciones— concentrada en el desarrollo urgente con tecnología avanzada para el sector subdesarrollado. Ese es el tema central del próximo informe de LaRouchePAC, "El plan LaRouche para abrir de nuevo la economía de Estados Unidos: el mundo necesita 1,500 millones de nuevos empleos productivos".

El hecho de que está saliendo a la luz, finalmente, toda la suciedad en torno al intento de golpe de Estado orquestado por los británicos y por Obama contra el Presidente Trump, y que Trump ha insistido en que van a parar algunos en la cárcel por esto, ayuda a fortalecer esa opción política.

Pero si se amarga la relación entre China y Estados Unidos, si ocurre un grave desacoplamiento como lo están promoviendo los británicos a través de sus agentes en el terreno, como Mike Pompeo, entonces el planeta se va a resquebrajar en bloques competitivos, muy parecido a como ocurrió durante la Guerra Fría; solo que en este caso sucederá en condiciones de una crisis de desintegración. Helga Zepp-LaRouche explicó esto: Esto va a ser devastador para Estados Unidos, va a crear caos en toda Europa, y va a colocar al mundo en dirección hacia la guerra entre la superpotencias.

La embajadora de Estados Unidos en Polonia, Georgette Mosbacher, está siguiendo al pie de la letra el mismo libreto de los británicos que sigue Pompeo. Propuso que las armas nucleares que están apostadas en Alemania en estos momentos, se transfieran a una Polonia cada vez más dócil, que está a un tiro de piedra de la frontera rusa. Scott Ritter, ex inspector de armas de la Organización de Naciones Unidas, respondió tajante: “Simplemente una de las ideas más estúpidas del mundo. Por cierto, el alto mando ruso les da las gracias por hacerles más fácil apoderarse de esta mentada fuerza disuasiva nuclear. Busca en Google 1st Guards Tank Army”. La agencia de noticias Sputnik señaló correctamente que esto podría convertirse rápidamente en una nueva Crisis de Misiles Cubanos.