Economista chino caracteriza de “suicida” el desacoplamiento económico de Occidente; exhorta al mayor desarrollo de la Franja y la Ruta

6 de junio de 2020

5 de junio de 2020 — En China hay un debate interno sobre cómo responder adecuadamente a la amenaza de Estados Unidos de desacoplar por completo a las economías china y estadounidense, y también a las formas menores de desacoplamiento de las que se habla en los países europeos. El economista Ding Yifan, del Centro de Investigaciones del Desarrollo del Consejo de Estado, le dio una entrevista al programa de la televisora china CGTN francesa, “No te dicen todo” (“On ne vous dit tout”), la cual se transmitió en un video el 2 de junio con el título de “Después de la epidemia, ¿viene la desglobalización?”. Ding es un economista chino prominente, quien participó en la conferencia de prensa del 29 de septiembre de 2015 en Pekín, donde el Instituto Schiller presentó la versión en chino de su informe especial “La Nueva Ruta de la Seda se vuelve el Puente Terrestre Mundial”. En esa ocasión, Ding destacó la importancia de los conceptos económicos de Lyndon LaRouche en los que se basa el informe.

Le preguntaron sobre la creencia que hay entre algunos economistas occidentales de que la pandemia del COVID-19 va a detener la globalización, y que obligará a China a alejarse también. Ding respondió tajante: “Este tipo de planteamientos muestra una cierta arrogancia de parte de los países occidentales. Piensan que la globalización la iniciaron ellos y la crearon ellos. Entonces, si los países occidentales se retiran del proceso de globalización, la globalización está acabada; no habrá más globalización. No debemos pasar por alto el surgimiento colectivo de los países en desarrollo. No debemos de pasar por alto el hecho de que las economías emergentes, los países del BRICS, más Turquía, Indonesia y algunas de las demás economías emergentes grandes, son ahora más grandes que el G7”.

“¿Entonces, el G7 no es ya el líder mundial?”, preguntó CGTN. Ding respondió: “No, en absoluto, para nada. Ellos fueron superados cuando menos hace dos años. Hoy las economías emergentes son más importantes. Así que esto no va a regresar. En la medida en que China y las nuevas economías emergentes no detengan la vía de la globalización, va a seguir. Sin los países occidentales, si es que se retiran del proceso de globalización; es irrelevante”.

Ding explicó luego qué es lo que él quiere decir exactamente con globalización: “Vamos a hacer esto con los proyectos de la Nueva Ruta de la Seda china; sirven para fortalecer los nexos de la nueva globalización. Si ellos [Occidente] se retiran, mala suerte para ellos, no se van a beneficiar de este proceso de globalización… Si se retiran de este proceso de globalización, ellos sufrirían más; sufrirían más porque dejarían los mercados más importantes del mundo; abandonarían el movimiento de desarrollo más dinámico de la economía mundial… Yo diría incluso que eso sería un comportamiento suicida”.

Ding concluye que si Estados Unidos y la Unión Europea se desacoplan, “eso no va a detener su caída. Todo lo contrario, va a continuar, y va a debilitar la competitividad de sus compañías, de sus economías nacionales. Eso va a matar a sus compañías”.