Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Vladimir Putin: Para evitar el destino de la Segunda Guerra Mundial, los dirigentes del P5 se deben reunir

20 de junio de 2020

20 de junio de 2020 — Tal como lo había prometido el Presidente Vladimir Putin el año pasado, Rusia ha dado a conocer todos los documentos de la Unión Soviética relacionados con la Segunda Guerra Mundial, y él presentó su análisis de las causas de ese horrendo desastre para la humanidad, y termina haciendo un llamado a tomar medidas urgentes hoy, para evitar que la crisis actual termine en el mismo desastre, que en la era de las armas termonucleares, podría ser el fin de la civilización como la conocemos.

Su ensayo, “The Real Lessons of the 75th Anniversary of World War II” (Las lecciones reales del 75avo aniversario de la Segunda Guerra Mundial) se publicó en inglés el jueves 18 en la revista estadounidense The National Interest a tiempo para el desfile de la Plaza Roja en conmemoración del 75avo aniversario de la victoria en Europa el 24 de junio.

El Presidente Putin se motivó en parte a tomar estas medidas debido al resurgimiento de movimientos abiertamente fascista en Europa, específicamente los violentos “revolucionarios de Maidán” que derrocaron al gobierno electo de Ucrania en 2014 (con el apoyo descarado de George Soros y del gobierno de Obama) quienes exhibían sus esvásticas y retratos del compinche ucraniano de Hitler, Stepan Bandera. Junto a este resurgimiento fascista en Ucrania y otros Estados de Europa oriental, apareció el intento de reescribir la historia de la guerra contra el fascismo y los nazis, por algunos en Polonia y otras partes, que alegan que la guerra la iniciaron tanto Alemania como la Unión Soviética a través de la división de Polonia en 1939. Esos revisionistas dejan de lado de manera desvergonzada el infame Pacto de Múnich de 1938, en el que el Lord Chambelán del Reino Unido le dio su bendición a la toma nazi de los Sudetes (la región alemana de la antigua Checoslovaquia), con lo cual se le demostró al mundo que no habría ninguna coalición antinazi. Asimismo, algunos revisionistas alegan que fueron solo Estados Unidos y el Reino Unido los que derrotaron a Hitler, ignorando los 27 millones de ciudadanos de la Unión Soviética que perecieron en el frente oriental de la guerra.

Putin escribe: “La culpa de la tragedia que sufrió Polonia entonces recae totalmente en los dirigentes polacos, que impidieron la formación de una alianza militar entre Gran Bretaña, Francia y la Unión Soviética, y confiaron en la ayuda de sus socios occidentales, arrojando a su pueblo a la aplanadora de la máquina de destrucción de Hitler. La Unión Soviética hizo su máximo esfuerzo para aprovechar toda oportunidad para crear una coalición contra Hitler. Y todo a pesar, repito, del doble juego de parte de los países occidentales”.

Putin expresa su preocupación de que hay indicios hoy de que el mundo podría cometer de nuevo el error craso de ir a la guerra otra vez. “La creación del sistema moderno de relaciones internacionales es uno de los mayores resultados de la Segunda Guerra Mundial. Ni siguiera las contradicciones más insalvables, ya sean geopolíticas, ideológicas o económicas, nos impiden encontrar las formas de coexistencia pacífica e interacción, si hay un deseo y voluntad para hacerlo.

“Hoy el mundo atraviesa momentos muy turbulentos. Todo está cambiando, desde el equilibrio de poder e influencia globales hasta los fundamentos sociales, económicos y tecnológicos de las sociedades, naciones e incluso continentes. En las épocas pasadas, los cambios de esa magnitud casi nunca sucedieron sin conflictos militares mayores. Sin una lucha de poder para construir una nueva jerarquía global. Gracias a la sabiduría y visión de futuro de las personalidades políticas de las Potencias Aliadas, fue posible crear un sistema que ha refrenado las manifestaciones extremas de esa competencia objetiva, históricamente inherente al acontecer mundial.

“Es un deber nuestro —de todos los que asumen una responsabilidad política y son principalmente los representantes de las potencias victoriosas en la Segunda Guerra Mundial— garantizar que se mantenga este sistema y se mejore. Hoy, como en 1945, es importante demostrar la voluntad política y discutir juntos el futuro. Nuestros colegas —el señor Xi Jinping, el señor Macron, el señor Trump y el señor Johnson— apoyaron la iniciativa rusa de realizar una reunión de los dirigentes de los cinco Estados con armas nucleares, miembros permanentes del Consejo de Seguridad. Les agradecemos por eso y esperamos que esa reunión en persona pueda llevarse a cabo lo más pronto posible.

“¿Cuál es nuestra visión de la agenda para esta cumbre venidera? Antes que todo, en nuestra opinión, sería útil discutir los pasos para desarrollar principios colectivos en los asuntos mundiales. Para hablar con franqueza sobre los temas de la preservación de la paz, fortalecer la seguridad global y regional, el control de armas estratégicas, así como los esfuerzos conjuntos para contrarrestar el terrorismo, el extremismo y otros desafíos y amenazas mayores.

“Un tema especial en la agenda de la reunión es la situación de la economía global. Y sobre todo, la superación de la crisis económica causada por la pandemia del coronavirus. Nuestros países están tomando medidas sin precedentes para proteger la salud y la vida de las personas y para apoyar a los ciudadanos que se hallan en una situación de vida muy difícil. Nuestra capacidad para trabajar juntos y en concierto, como socios verdaderos, mostrará qué tan grave será el impacto de la pandemia, y qué tan rápido resurgirá de la recesión la economía global”.

Cabe señalar que esa reunión de los dirigentes del P5 no está programada todavía. Cualesquiera que sean las diferencias que existen entre estas naciones, la realidad es que ese diálogo podría determinar la suerte de la civilización. El Instituto Schiller, que ha sostenido la campaña por el llamado que hizo Lyndon LaRouche luego del crac financiero de 2008, para que se reúnan los dirigentes de las potencias de mayor peso, en especial Rusia, China, India y Estados Unidos, llevará a cabo una conferencia el sábado 27 de junio a partir de las 10:00am (hora del Este de Estados Unidos) centrada precisamente en la convocatoria a esa cumbre. Invitamos a todo mundo, de todas las naciones, a asistir y registrarse aquí. https://schillerinstitute.nationbuilder.com/20200627_conference_rsvp

(Puede leer el artículo completo de Vladimir Putin en este enlace: https://mundo.sputniknews.com/75-victory-news/202006191091806005-75-anos-de-la-gran-victoria-una-responsabilidad-compartida-ante-la-historia-y-el-futuro/).

Trava Mista Cano Alto