Ministro de Finanzas de Argentina advierte que no habrá otra oferta de reestructuración: “hemos hecho nuestro máximo esfuerzo”

22 de julio de 2020

21 de julio de 2020 — En una entrevista con el diario argentino La Nación que se publicó el 17 de julio, el ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, le advirtió a los tenedores de la deuda de Argentina que no habrá ningún cambio ni mejora alguna en la oferta para reestructurar $66 mil millones de dólares en bonos, que se hizo hace diez días. “Hemos hecho el máximo esfuerzo, el último, y esperamos la respuesta de los acreedores”, dijo Guzmán.

El Presidente de Argentina, Alberto Fernández, señaló la misma idea en los comentarios que le dio al diario de la City de Londres, Financial Times, publicados el 19 de julio. “No va a haber otra oferta”, dijo Fernández. Argentina ya hizo algunos cambios a la oferta original que hicieron a mediados de abril, mediante los cuales redujeron ligeramente la madurez de la deuda, la quita en el principal y en los intereses a pagar, e indicaron que están dispuestos a pagar 53 céntimos por dólar en los bonos, bastante por encima de los 45 céntimos que ofrecieron primero. Pero eso es lo que Argentina puede hacer y nada más, dijo Guzmán.

Guzmán le dijo a La Nación que hay varios acreedores que ya están ansiosos de llegar a un acuerdo, y varios han dicho que van a aceptar la última oferta. Pero, el Grupo de Acreedores Ad Hoc, en donde la figura más prominente es el fondo depredador BlackRock, el cual “en un momento dejó ya de querer negociar, se plantaron y pretendían que la Argentina fuera más allá de lo que el país puede”. La prioridad del gobierno, señaló Guzmán, es la de aliviar la carga de la deuda que “asfixia” las posibilidades de crear las condiciones para el crecimiento y la creación de empleo, y de abordar la pobreza generalizada, la indigencia y la informalidad en el trabajo, todo lo cual creció enormemente durante el período de 2015 a 2019 en el gobierno neoliberal de Mauricio Macri.

Guzmán señaló que la oferta de reestructuración de la deuda argentina, tal y como está planteada ahora, le permitirá al país enfrentar todos esos problemas. Pero no puede hacer más, y los acreedores tienen que entenderlo. Advirtió que un acuerdo no va a resolver todos los problemas económicos, pero sí “es un punto de partida para tener finanzas públicas saneadas y tener certidumbre en el sector privado”.

El 21 de julio está programado que el Presidente Fernández intervenga en una reunión del Consejo de las Américas, entidad que representa los intereses de las multinacionales y de los bancos de Wall Street, y es seguro que asistirán a esa reunión gente como el presidente de BlackRock, Larry Fink, y otros de su ralea.