Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Alerta: Amenaza de golpe militar contra el Presidente Trump y planes de guerra contra Rusia y China

15 de septiembre de 2020

15 de septiembre de 2020 — En su intervención en la videoconferencia del Instituto Schiller el 5 de septiembre, y de nuevo en el foro por internet el 12 de septiembre, el ex senador estatal de Virginia, coronel (r) Richard Black, emitió una advertencia explícita de que oficiales de alta graduación de las fuerzas armadas de Estados Unidos contemplan un golpe militar en contra del Presidente Donald Trump porque se opone a las guerras que Estados Unidos ha emprendido en el mundo durante las últimas décadas y porque Trump tiene el propósito de retirar las tropas estadounidenses de los lugares de conflictos en que todavía se encuentran. En el foro organizado por el movimiento de LaRouche el 12 de septiembre, el coronel Black recibió el respaldo de los ex funcionarios expertos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) Bill Binney y Kirk Wiebe, quienes además manifestaron su repudio al encubrimiento que ha habido en torno a los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Black evidenció las señales que él ve sobre los preparativos del golpe. Se refirió a las conversaciones bien conocidas entre el ex secretario de Defensa, general James Mattis y el entonces Director de Inteligencia Nacional, Daniel Coats, en donde Mattis le dice a Coats que llegará el momento en que ellos “tomen acción colectiva” contra Trump; se refirió también al abierto llamado a un golpe que hicieron públicamente los tenientes coroneles John Nagl y Paul Yingling en el sitio electrónico Defense One; la negativa de los generales aliados al secretario de Defensa, Mark Esper, a cumplir con las directivas de Trump, retirar las tropas o mantener el orden en las ciudades; las múltiples violaciones al Código Uniforme de Justicia Militar en comentarios públicos sobre el Presidente; y el artículo en donde se lleva a cabo un golpe militar en detalle publicado en el blog australiano-británico The Conversation: Thinking the Unthinkable: Could There Be a Military Coup in the U.S.? (Pensando lo impensable: ¿podría haber un golpe militar en EU? https://theconversation.com/thinking-the-unthinkable-could-there-be-a-military-coup-in-the-us-82403).

Desde septiembre de 2017, ese blog británico publicó un documento detallado sobre los planes para ejecutar un golpe militar en contra Trump, elaborado por un profesor de un conocido centro de inteligencia británico, la Universidad de St. Andrews. El autor cita otros artículos similares, de Los Angeles Times, Newsweek y Foreign Policy. Este último es particularmente el más sospechoso. Se publicó en la revista Foreign Policy el 30 de enero de 2017, a solo 10 días de la toma de posesión de Trump, y lo firma la profesora de Derecho de la Universidad Georgetown, Rosa Brooks, que fue asesora de la subsecretaria de Defensa (2009-2012) Michèle Flournoy, durante el gobierno de Obama, y asesora del Departamento de Estado durante el gobierno de Bush, así como de las organizaciones de George Soros; ella sugiere sacar a Trump mediante un golpe militar. La profesora Brooks es cofundadora del mentado Proyecto de Transición e Integridad, que en junio de este año llevó a cabo un “juego de guerra de las elecciones de 2020”, en el que participó “un grupo de 200 funcionarios de gobierno de ambos partidos y directores de campaña y otros expertos”. Bajo la dirección de Brook, este juego de guerra concluyó en que cualquier resultado que no sea una victoria abrumadora para Joe Biden llevará a Estados Unidos al caos (https://assets.documentcloud.org/documents/7013152/Preventing-a-Disrupted-Presidential-Election-and.pdf).

También en el otoño de 2017, cuando el blog británico publicó su escenario detallado para un golpe contra Trump, el Pentágono empezó a publicar documentos con una nueva estrategia de defensa nacional, en la cual hace de Rusia y de China los principales adversarios estratégicos de Estados Unidos, algo totalmente en desacuerdo con las reiteradas declaraciones del Presidente en el sentido de que “las buenas relaciones con Rusia y con China es algo bueno”. Mientras que el Presidente Donald Trump ha reiterado esto de nuevo recientemente, en su mitin de campaña en Michigan la semana pasada, los documentos de estrategia del Pentágono y de los generales de mayor graduación se han vuelto cada vez más beligerantes con armas nucleares y no solo en documentos: llevan a cabo juegos de guerra contra Rusia y contra China. En el otoño del 2020, la aviación estadounidense y de la OTAN va a realizar ejercicios aéreos a unas cuantas millas de las fronteras occidentales de Rusia, para ejecutar ejercicios de ataques a sitios dentro de Rusia.

De las declaraciones públicas del Presidente Trump no hay ningún indicio de que él apruebe la conducción de vuelos de vigilancia constantes ni de juegos de guerra aéreos en las fronteras de Rusia. Parecería que estamos reviviendo 1962, cuando el alto mando del Pentágono le exigía a Kennedy que atacara e invadiera Cuba, mientras que el Presidente John Kennedy negociaba el retiro de los misiles nucleares soviéticos de la isla. La moderación de Kennedy, a los ojos de estos halcones orates que planificaban guerras desde Cuba hasta Vietnam, fue probablemente lo que llevó a su asesinato un año después.

El largo intento de sacar al Presidente Trump mediante alguna forma de golpe —incluso con una elección disputada en una revolución de color— que se viene desenvolviendo desde la misma campaña de 2016, está cobrando ahora la forma de un golpe militar con el fin de lanzar una guerra o varias guerras de consecuencias incalculables para el mundo entero.

El blog británico Conversation, dice “los confabulados en un golpe militar estadounidense tendrían que negarle a las fuerzas leales la información de lo que sucede, tan importante como ocultarles el momento y la capacidad para actuar”.

Ahora nos toca actuar. “Yo creo que lo más importante que podemos hacer ahora”, dijo el coronel Black el 12 de septiembre, “es poner el foco sobre lo que está sucediendo en el Pentágono, donde la atmosfera se ha vuelto absolutamente venenosa… Yo creo que es cuestión de organizaciones como esta, de publicaciones como esta, que dan a conocer y hacen correr la voz lo suficientemente pronto…. Es muy, pero muy importante que esta plática sobre el posible golpe militar, se difunda por todo el país. Si se difunde, creo que estorbará significativamente las maquinaciones del Pentágono, y creo que impedirá un golpe, si es que se contempla seriamente, como yo sospecho que sí se contempla”.