Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Secretario de Defensa en funciones confirma el propósito de Trump: acabar con las guerras sin fin

15 de noviembre de 2020

15 de noviembre de 2020 — La barrida que hizo el Presidente Donald Trump de los halcones de la guerra entre la máxima dirigencia del Departamento de Defensa, y su reemplazo con personas que han combatido la farsa angloamericana del “Rusiagate”, así como al proceso de revolución de coloro anarquista en las calles de Estados Unidos, además del fraude electoral, dio un paso adelante con la declaración que hizo el viernes el secretario de Defensa en funciones, Christopher Miller, para informar a todo el personal del Departamento de Defensa sobre la nueva política.

El memorando dirigido a todo el personal empieza: “Además de haber dirigido a combatientes hombres y mujeres en Afganistán y en Iraq anteriormente en mi carrera, fungir como su Secretario de Defensa en funciones es el mayor privilegio de mi vida profesional”. Y en la conclusión del mensaje, viene una enérgica declaración de su propósito, así como del Presidente, de retornar a Estados Unidos su papel histórico en el mundo y poner fin al reinado del terror del partido de la guerra, tanto de republicanos como demócratas.

“Ciertamente, esta lucha ha sido larga, nuestros sacrificios han sido enormes y muchos estamos cansados de guerra, yo soy uno de ellos, pero esta es la fase crítica en la que hacemos la transición de nuestros esfuerzos de un papel de liderazgo a uno de apoyo. No somos un pueblo de guerra perpetua; eso es la antítesis de todo lo que defendemos y por lo que lucharon nuestros ancestros. Todas las guerras deben terminar.

“Terminar con las guerras exige de acuerdo y colaboración: Aceptamos el desafío; lo dimos todo. Ahora es hora de volver a casa.

“Al considerar la experiencia que deja marcas pero que ennoblece, que muchos de nosotros hemos tenido durante esta guerra, las palabras de Abraham Lincoln durante la toma de posesión de su segundo período me dan fuerza, perspectiva y confianza: ‘Sin malicia hacia nadie; con caridad para todos; con firmeza en el derecho, como Dios nos da para ver lo correcto, esforcémonos en terminar la obra en la que estamos; para vendar las heridas de la nación; para cuidar de aquel que ha cargado con la batalla, y para su viuda y su huérfano; para hacer todo lo que pueda lograr y mantener una paz justa y duradera, entre nosotros y con todas las naciones”.

El Presidente Trump tiene muchas opciones a la mano ahora. Ya ha anunciado su intención de desplegar a las fuerzas armadas para garantizar la entrega segura y rápida de la vacuna que está cerca de la aprobación final. El semanario Executive Intelligence Review de Lyndon LaRouche y el Instituto Schiller, que preside Helga Zepp-LaRouche, le han hecho un llamado al Presidente Trump a que responda al llamado de su amigo David Beasley, a quien él nombró como director del Programa Mundial de Alimentos, a movilizar a las fuerzas armadas, al Cuerpo de Ingenieros del Ejército, y a los agricultores estadounidenses y a las compañías farmacéuticas para salvar a África, y otras partes del mundo, de la hambruna que se viene encima. Beasley ha informado que unas 7 millones de personas han muerto de inanición ya este año, y entre 30 y 35 millones más enfrentan este peligro de inanición en el corto plazo si no se lleva a cabo este esfuerzo en grande.

Políticamente, la nueva dirigencia del Pentágono puede actuar inmediatamente para desclasificar los documentos, como lo ha ordenado el Presidente Trump, para exponer y procesar a quienes orquestaron la campaña que alegaba complicidad rusa con Trump y la interferencia rusa en las elecciones. La anarquía que cunde por las calles y el esfuerzo por robarse las elecciones son una continuación del intento de golpe traidor, y exponerlo ahora (como debe de hacer el fiscal general William Barr) ayudaría a poner fin al robo de la reelección de Donald Trump.

sneakers