LaRouche advierte en contra de las celebraciones "temerarias" del desplome del dólar en la reunión de la OPEP

27 de noviembre de 2007

  [a:href="\/news\/2007\/11\/19\/larouche-warns-against-reckless-celebrations-dollar-collapse.html"]LaRouche Warns Against "Reckless" Celebrations of Dollar Collapse at OPEC Meeting[/a]

19 de noviembre de 2007 (LPAC).—- El llamado que hicieron los presidentes de Irán y de Venezuela, Hugo Chavez y Mahmoud Almadinejah, respectivamente, para que la OPEP rompa con el dólar, ignora la realidad: que el mundo no está enfrentando una crisis del dólar, sino el desplome del sistema como un todo, advirtió Lyndon LaRouche. Todo el sistema se está viniendo abajo —¡incluyendo su sistema! Un problema común requiere una solución común, en vez de tratar de explotar políticamente el problema del dólar. Si no se está haciendo una propuesta que funcione que reemplace al sistema que se está desintegrando entonces se es "temerario", dijo.

En particular, el presidente Chávez anduvo en un desplante maniaco machista en la reunión de la OPEP y en su visita posterior a Irán, alabando a Dios porque "el valor del dólar está cayendo en los mercados internacionales y presenciaremos la caida el dólar en el futuro". En su arranque ideológico, celebró la caida del dólar como "la caida del imperio de los E.U.A.", sugiriendo que por alguna razón el euro iba a poder sobrevivir a la desintegración global que produciría el derrumbe del sistema del dólar —si es que no se establece ningún sistema alternativo.

Hasta el presidente de Ecuador Rafael Correa, que tiene con creces un mejor entendimiento sobre economía que Chávez, fue arrastrado a este pantano conceptual en la reunión de la OPEP, donde apoyó la idea de que de alguna forma el despegar los precios del petróleo del dólar, representaba una solución.

LaRouche quien desde 1994 ha estado organizando a favor de un nuevo acuerdo de Bretton Woods que reemplace al sistema de tasas flotantes ya condenado, por un sistema monetario con base en la economía física, con tasas de cambio fijas, destacó hoy que el centro primario de la crisis es, de hecho, el Banco de Inglaterra. Las personas tienen que hablar sobre esto, si es que han de hallarse las soluciones. Si no se está hablando sobre el Banco Real de Escocia y sus asociados españoles, el Banco Santander y el Banco Bilbabo Vizcaya Argentaria (BBVA), no se está discutiendo el problema, dijo LaRouche.