LaRouche: "Hillary Clinton es el único obstáculo a una dictadura fascista de Bloomberg"

6 de febrero de 2008

[a:href="\/news\/2008\/02\/05\/larouche-hillary-clinton-only-obstacle-bloombergs-fascist-di.html"]LaRouche: 'Hillary Clinton is the Only Obstacle to Bloomberg's Fascist Dictatorship'[/a]

La prensa británica confirma que Obama está acabado

5 de febrero del 2008 (LPAC).— Incluso antes de que se conocieran los resultados del llamado Super Martes, la prensa británica indicaba el mismo martes que Lyndon LaRouche tenía toda la razón en anunciar que a la campaña presidencial de Barak Obama le moverían el tapete, debido a sus vínculos a Tony Rezko, un hampón de la política y explotador de inquilinos pobres. Como un reloj, varios diarios británicos importantes aprovecharon la ocasión del Super Martes para destacar el escándalo Obama-Rezko, publicando amplias notas con encabezados llamativos como: "La calle de Chicago donde acecha un secreto peligroso del pasado de Barak Obama" (The Independent), "Los Republicanos podrían escudriñar la relación Obama-Rezko" (The Guardian), y "Donante sospechoso amenaza el sueño de Obama" (The New Zeland Herald).

Ahora queda Hillary Clinton como el único obstáculo a una dictadura fascista en E.U.A, bajo el corporativista escogido por George Shultz y Felix Rohatyn, el alcalde de Nueva York, Mike Bloomberg. Vean las alternativas. Obama está acabado, como lo dejan claro los titulares británicos, tumbado por un escándalo típico. John McCain es un viejo enfermo, cuya salud menguante es obvia para cualquiera que lo haya seguido en la campaña en las últimas semanas; parece que ha logrado salir adelante con esteroides o algo parecido y simplemente no llegará a noviembre. De hecho, algunos de los principales impulsores de Bloomberg, entre ellos su amigo del alma nazi, el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, y el senador Joe Lieberman, sólo apoyan a McCain de manera temporal, a la espera de su desaparición física y el lanzamiento de la campaña fascista de Bloomberg.

Y algunos de los supuestos simpatizantes principals de Barak Obama, encabezados por Ted Kennedy y Caroline Kennedy, en realidad son promotores de huso colorado de Bloomberg. La misión de Obama era desmontar a Hillary Clinton y luego estrellarse con el escándalo Rezko, preparando el terreno para la alternativa fascista Bloomberg. Nomás vean a Nancy Soderberg, la tutora principal sobre seguridad nacional y política exterior de Bloomberg. Ella ha sido por mucho tiempo una de las principales colaboradoras de Ted Kennedy cuya lealtad a la facción de la maquinaria Kennedy es indudable. Después de todo, el cartel de la familia Kennedy ha estado dirigido en lo financiero durante décadas por Lazard Brothers de Felix Rohatyn. Y la alcaldía de Bloomberg en la Ciudad de Nueva York ha estado dirigida por Felix Rohatyn, como un régimen de austeridad schachtiano todavía más vicioso, copiado del "Big Mac" de Rohatyn.

De modo que todo se reduce a esto: Hillary Clinton es el único obstáculo serio, entre todos los candidatos presidenciales, al plan fascista de Bloomberg. En una elección contra Bloomberg, observó Lyndon LaRouche el 5 de febrero, Hillary Clinton se lo "come de merienda".

Por lo tanto, advirtió LaRouche, esto quiere decir que Hillary Clinton es el principal blanco de la pandilla fascista que encabezan Rohatyn, Shultz y sus patrones de la City de Londres. Ellos no se detendrán ante nada para eliminarla de la ecuación presidencial del 2008. Si se elimina a Hillary Clinton, como se proponen Shultz, Rohatyn y compañía, entonces Estados Unidos queda prácticamente terminado, y el derrumbe financiero que se nos vino encima conducirá al planeta entero a una prolongada y genocida Era de Tinieblas. El crac financiero, este año, es inevitable. La única cuestión es si el colapso será manejable a través del tipo de reorganización por bancarrota, que sólo ha presentado Lyndon LaRouche; o si será un derrumbe de la civilización fuera de control.

Hillary Clinton se encuentra bajo ataque de los enemigos de la humanidad, explicó LaRouche. Sólo vean a Rohatyn y Shultz, los dos arquitectos del golpe de Pinochet en Chile, que desató la "Operación Condor", una operación de escuadrones de la muerte literalmente vinculada a los nazis que asesinó innumerables víctimas en Sudamérica y Europa.

LaRouche se refirió a la reciente conferencia de prensa de Schwarzenegger, Bloomberg, el gobernador de Pensilvania Ed Rendell y la directora de la Fundación Rockefeller Judith Rodin en Los Angeles, donde develaron todo un plan corporativista para saquear lo que queda de la infraestructura de Estados Unidos, a través de varios esquemas privados y mixtos. Esto, advirtió LaRouche, es idéntico a los programas introducidos por Benito Mussolini y Adolfo Hitler, durante sus primeros años en el poder. "Ninguna diferencia, de ningún tipo".

Independientemente del resultado del Super Martes, LaRouche advirtió que no se puede seguir pasando por alto la realidad de la elección presidencial del 2008. Una facción corporativista-fascista con apoyo de Londres está comprometida por completo a la instalación de Michael Bloomberg como el próximo Presidente, en una reescenificación de Mussolini y Hitler. Hillary Clinton, sola, entre los candidatos presidenciales todavía en contienda, puede detener el plan Rohatyn-Shultz Schwarzennegger-Bloomberg. Y ésa es una situación de lo más peligrosa para el pueblo estadounidense, y para el mundo en su conjunto.

LaRouche hizo énfasis en que habla así, con toda franqueza, porque es vital que la amplia mayoría de los votantes estadounidenses, el 80 por ciento de menores ingresos, debe enfrentar esta realidad y actuar consecuentemente, como si estuviera en juego su misma sobrevivencia. Porque así es.