LaRouche denuncia el impulso a un regreso a la era de tinieblas del siglo XIV

23 de febrero de 2008

[a:href="\/news\/2008\/02\/21\/larouche-denounces-promotion-return-14th-century-dark-age.html"]LaRouche Denounces Promotion Of A Return To The 14th Century Dark Age[/a]

21 de febrero de 2008 (LPAC).— Lyndon LaRouche denunció en fuertes términos las últimas tretas sobre "infraestructura urbana" de los fascistas Felix Rohatyn y el alcalde Michael Bloomberg, por ser una promoción abierta a un regreso a la Era de Tinieblas del siglo XIV. Cuando menos desde 1999, Rohatyn y Bloomberg, en alianza de algunos círculos destacados de la oligarquía negra europea, han estado promoviendo un sistema, modelado explícitamente en el sistema bancario lombardo y la Liga Lombarda de ciudades-estados en guerra constante, cuya quiebra desató la desintegración total de Europa a mediados del siglo XIV, y ocasionó la "peste negra" que eliminó a la mitad de la población del continente y de Inglaterra, a través de enfermedades, hambruna y guerras.

En una serie de conferencias internacionales, iniciadas por Felix Rohatyn cuando era embajador de los E.U. en Francia en 1999, los alcaldes de algunas de las megaciudades más grandes del mundo se han visto envueltos en un plan feudalista para eliminar el poder de los Estados nacionales soberanos y revertirlo hacia un autogobierno de las ciudades estado, en liga con los financieros privados. Lyndon LaRouche califica esto como un flagrante "regreso a la edad media" cuando las ciudades estados financiaban sus obras públicas y libraban guerras, mediante el endeudamiento masivo y las "asociaciones público y privadas" con las grandes casas bancarias de Bardi, Peruzzi. etc.

LaRouche también destacó que esta campaña de Rohatyn y Bloomberg forma parte integral del asalto a la soberanía de las naciones de Europa con el Tratado de Lisboa.

El alcalde de la ciudad de Nueva York Bloomberg —quien es el preferido por Londres para ser instalado como el próximo Presidente de los Estados Unidos, pasando sobre los cadáveres políticos de Hillary Clinton, Barack Obama y John McCain— es tan entusiasta como Rohatyn en vender el ardid feudal de "ciudades mundiales". En la edición del 29 de febrero del 2008 de la Executive Intelligence Review aparecerán los detalles completos sobre la promoción de Rohatyn y Bloomberg de este plan "de vuelta a la Era de Tinieblas". Bloomberg se acaba de unir a la Fundación Rockefeller, junto con el fascista descarado del gobernador de California Arnold Schwarzenegger y otros, para impulsar el dizque plan de promoción de infraestructura, que aumentaría los impuestos a la gasolina, impondría onerosas cuotas en todas las carreteras de América y crearía "impuestos por congestionamiento" en todas las zonas urbanas, y después le entregaría los activos públicos, como carreteras, redes eléctricas, sistemas hidráulicos y otros servicios vitales a los carteles financieros privados, bajo la llamada "iniciativa de asociación público y privada".

LaRouche denunció todos estos planes como un esfuerzo por reemplazar el sistema de Estados nacionales por el sistema bancario lombardo modelado en Venecia, de la Era de Tinieblas. LaRouche apuntó hacia Londres, por ser el lugar desde donde se manipula este plan feudalista e identificó a Bloomberg como un agente de Londres, en esta operación estratégica que tiene como uno de sus objetivos claves destruir a los Estados Unidos.