LaRouche: es Hillary vs.Bloomberg; ahora los británicos botarán a Obama

29 de febrero de 2008

[img:align=none;class=pictures;date=2008-02-25;height=163;layout=standalone;pid=4833;size=preview;src="\/files\/pictures\/ec2a56beac7ffec43214ca0dfc155a9b\/preview.jpg";title="Bloomberg+Speaks";width=400]

[a:href="\/news\/2008\/02\/25\/update-larouche-it-s-hillary-vs-bloomberg-british-will-now-d.html"]UPDATE: LaRouche: It’s Hillary vs. Bloomberg--The British Will Now Dump Obama[/a]

25 de febrero de 2008 (LPAC).— Lyndon LaRouche enfatizó esta tarde que "los británicos va a botar a Barack Obama, y ésa es nuestra primicia. En ningún caso Barack Obama se convertirá en el próximo Presidente de los Estados Unidos. Los angloholandeses que respaldan a Bloomberg, y sus instrumentos George Shultz y Felix Rohatyn, quieren primero forzar a Hillary Clinton a que se retire y después echar abajo a Obama. Así que, al final va a ser Hillary contra Bloomberg. Y, para todos aquellos jóvenes embaucados ahora por la campaña de MySpace y Facebook a favor de Obama, en realidad están embaucados en el apoyo a una presidencia del fascista Bloomberg".

El fin de semana, el London Times y el Sunday Torygraph publicaron noticias que respaldan la evaluación de Lyndon LaRouche.

La nota del London Times la encabeza: "Empieza a pasarle la embriaguez a los Americanos por una fuerte dosis de Obamamania". El artículo continúa: "el candidato presidencial americano que parecía tenerlo todo está experimentando las primeras señales de un baño de popularidad de lo que se ha llamado Barakaso".

El artículo en el Sunday Torygraph se titula "Critican a Barack Obama porque sus concentraciones son tipo sectas. El artículo señala que "para un número creciente de escépticos sobre Barack Obama, hay algo perturbador en las adulaciones con que reciben al senador y candidato presidencial puntero en su campaña por la Casa Blanca; desconcertantemente similar a la histeria de una secta, o el fervor de los carismáticos religiosos".

La burbuja fantasiosa le va a estallar en la cara a los partidarios de Obama. El enfoque de cualquier ciudadano pensante debe ser aplastar la opción del fascista Bloomberg.