LaRouche: Hillary Clinton está mostrando liderato bajo fuego

6 de marzo de 2008

[a:href="\/news\/2008\/03\/03\/larouche-hillary-clinton-showing-leadership-under-fire.html"]LaRouche: Hillary Clinton Is Showing Leadership Under Fire[/a]

3 de marzo de 2008 (LPAC).— En vísperas de las elecciones primarias de Texas, Ohio, Rhode Island y Vermont, Lyndon LaRouche dió a conocer una declaración, elogiando a la candidata Hillary Clinton, por no dejarse presionar incluso cuando muchos de su entorno ya estaban cediendo ante las presiones. El hecho de que no esté titubeando, que no se esté echando para atrás, es una señal de que está mostrando un liderato real, y esto es algo que va a ser fundamental en la próxima Presidencia.

LaRouche continuó: el próximo Presidente de los Estados Unidos enfrentará una crisis sin paralelo, y ésto requerirá temple. Estamos ante la jugada del Imperio Británico. Ellos están desplegados para destruir nuestra república, de una vez por todas. McCain y Bloomberg fracasarían miserablemente. Obama va para abajo y por ende, Hillary Clinton es el único candidato que ha mostrado las cualidades personales de liderato capaces de manejar lo que tenemos enfrente. Nos dirigimos hacia una crisis, en donde el destino de la nación depende de tener un dirigente que pelee, que sea capaz de comandar. Si Hillary Clinton sigue mostrando este tipo de capacidad de pelea, podría reagrupar a las fuerzas del Partido Demócrata en torno suyo y eso pudiera salvar a la nación.

LaRouche también observó que, ya para ahora, el campo de Obama se ha dado cuenta de que Londres está llevando a cabo una operación en su contra. Por lo tanto, están desesperados y están recurriendo a tácticas desesperadas para forzar a que Hillary Clinton se salga de la contienda, ahora. Necesitan consolidar su candidatura ahora, para tener la fuerza suficiente para poder resistir lo que Londres está a punto de arrojarle, y que el Partido Demócrata no lo eche por la borda. LaRouche concluyó que su desesperado complot no va a funcionar.

La población necesita darse cuenta cabal de lo que está en juego. Estamos en una genuina crisis global, y Londres quiere el fascismo mundial. Eso requiere un papel especial de los Estados Unidos y un liderato con una cualidad de pelea especial en la Casa Blanca para derrotar a los británicos.