LaRouche: 'Felix Rohatyn es un traidor a los Estados Unidos'

17 de marzo de 2008

LaRouche: 'Felix Rohatyn a Traitor to the United States'

14 de marzo de 2008 (LPAC).— El banquero Felix Rohatyn, que arregla las cosas del Partido Demócrata a punta de sobornos, es "culpable de algo equiparable a alta traición en contra de los Estados Unidos", declaró Lyndon LaRouche al mundo en su conferencia desde Washington D.C., el 12 de marzo, transmitida internacionalmente por internet, con traducción simultánea al español.

"Este hombre es culpable de un crimen de traición implícita, en virtud de la intención, que él ha manifestado, y en virtud de las fuerzas internacionales con la que ha estado operando, en el intento por destruir a los Estados Unidos, con su programa", dijo LaRouche. El aspirante presidencial Michael Bloomberg y el gobernador de California Arnold Schwarzenegger son instrumentos del propósito fascista y traidor de Rohatyn.

LaRouche se refirió al papel de Rohatyn cuando intervino para sabotear el plan de LaRouche para salvar la industria automotríz estadounidense entre 2004-2005, después de que el Congreso había logrado defender con éxito el Seguro Social. Rohatyn sigue intentando sabotear cualquier intento del Congreso por defender el bienestar general en medio de la mayor crisis financiera en la historia, acusó LaRouche.

"Felix Rohatyun es un fascista consumado, en el mismo sentido en que Adolfo Hitler era fascista y en el mismo sentido en que Mussolini, antes que Hitler, era fascista", dijo LaRouche.

LaRouche describió a Rohatyn como parte de las fuerzas internacionales que pretenden imponer un nuevo imperio fascista en el mundo. La batalla para derrotar a Rohatyn es por lo tanto una continuación de la que libró Franklin Roosevelt en contra de Winston Churchill, exigiendo después de la Segunda Guerra Mundial un mundo libre de todos los imperios, especialmente del Imperio Británico. Pero Roosevelt murió, y estas fuerzas maniobraron para sabotear todo con lo que Roosevelt quería para los Estados Unidos después de la guerra.

LaRouche se refirió también al alegato de Rohatyn, Schwarzenegger y Bloomberg de que están a favor de construir "infraestructura". LaRouche dijo que "nunca se va a lograr ningún programa de infraestructura significativo en los Estados Unidos, con el sistema actual. Sólo se puede lograr con un cambio en el sistema. Cualquiera que diga que te van a dar infraestructura está mientiéndote y si les crees es por tonto. Pero ése es el programa de Rohatyn: apoderarse de una calle, poner una "caseta de impuestos" en la calle o algo parecido y después cobrar impuestos. No se compra la calle, se alquila. ¡Y la gente paga para que los renteros vivan felices! Y la gente que se joda. Algunas personas llaman a esto un "programa de infraestructura". ¡Es un programa de robo a los bolsillos!

"Y la insensatez, la estupidez de los americanos en el Senado, en la Cámara de Representantes, controlados por Felix Rohatyn y otros como él: ¡es una estupidez más allá de toda consideración! Se tiene la impresión de que no hay ni una sola comisión en la Cámara de Representantes, que sea capaz —hasta en aquellas que quieren hacerlo— que sea capaz de hacer que se apruebe algo que se asemeje a una defensa de los intereses de los E.U. El Congreso está ahora irremediablemente corrupto, bajo la influencia de Pelosi, que está bajo la influencia de Rohatyn, el fascista. Y ella, o es una fascista personalmente, o probablemente demasiado tonta para serlo, pero por lo menos es lo suficientemente inteligente como para ser su títere. Y en el momento en que alguien intente hacer algo que sea útil en este Congreso, ella se mete a nombre de Felix Rohatyn para aplastarlo", dijo LaRouche.