LaRouche: el rescate de Bear Stearns fue ilegal

19 de marzo de 2008

18 de marzo de 2008 (LPAC).— Lyndon LaRouche dijo hoy que es ilegal el rescate y compra de la correduría Bear Stearns, totalmente quebrada, y representa un caso de lavado de dinero sucio, que se debe llevar a juicio. LaRouche destacó que no existen bases legales para que la Reserva Federal haya intervenido para rescatar una institución de corretaje, que no es un banco comercial y por lo tanto no está cubierto por ninguna de las leyes actuales. La Ley de Emergencia Bancaria, aprobada por el Congreso el 8 de marzo de 1933, autoriza la ayuda del gobierno para proteger las funciones bancarias vitales, pero la restringe a los bancos comerciales. Los bancos con autorización federal son una parte vital de nuestra economía general, pero las instituciones de corretaje y bancos de inversiones como Bear Stearns forman parte estrictamente del aparato especulativo que ha saqueado en despoblado a la economía y la población. La idea de que la Fed interviniera para aportarle decenas de miles de millones de dólares, o más, para salvar a Bear Stearns, es prueba criminal suficiente a prima facie. Probablemente constituye una violación a las leyes existentes sobre lavado de dinero sucio. "Huele a otro arreglo sucio de Goldman Sachs" agregó LaRouche. "Yo creo que es tiempo de aumentar el estatus social de la población de nuestras prisiones federales, enviando a todos los responsables de esta abominación a la cárcel".