Cartel arrocero: para el desarrollo, no para estafar con los precios

6 de may de 2008

3 de mayo de 2008 (LPAC).— La oligarquía financiera está pidiendo a gritos sangre en contra de la propuesta del Primer Ministro de Tailandia Samak Sundaravej esta semana, de crear una Organización de Naciones Exportadoras de Arroz, or OREC. El diario londinense Times ataca la OREC por ser un esfuerzo que "busca ganar más control sobre el precio del grano", una burda revelación de que su verdadera preocupación es que la OREC pueda tomar control sobre el precio del grano, quitándoselo a los carteles y los mercados de materias primas internacionales, es decir, a los británicos. De hecho, la motivación de la OREC no es crear una nueva OPEP que eleve los precios, sino un organización que tenga el objetivo de elevar la producción, mediante la cooperación y los avances tecnológicos, especialemnte entre los vecinos extremadamente pobres de Tailandia, Camboya, Laos y Myanmar. (Se espera que tambien se una Vietnam, el segundo exportador de arroz en el mundo, despues de Tailandia, pero todavía no acepta). Esto es lo que se desprende de las discusiones de EIR con funcionarios de Tailandia, Camboya y Myanmar.

La idea fue planteada por el Primer Ministro Samak de Tailandia cuando se reunió con el Primer Ministro de Myanmar, Thein Sein el pasado fin de semana, en donde el enfoque fue la ayuda técnica y agrícola de Tailandia para que Myanmar vuelva a ser uno de los grandes exportadores de arroz, como antes lo fue. Los británicos usaron a Myanmar (antes Birmania) para alimentar el imperio, y producir opio para esclavizar a China. Para poder revivir la productividad de Myanmar se requiere irrigación, transporte, acceso a los fertilizantes, semillas de alto rendimiento y otros insumos. Una de las dos presas planeadas para construirse sobre el rio Saiween (uno de los principales blancos de sabotaje del genocida World Wildlife Fund, WWF) es hacia el sur, cerca de los campos de arrozales y se usará tanto para generar electricidad como para irrigación. Tailandia, China e India ya están construyendo nuevas rutas de transporte, ante el horror de los británicos y sus peleles en el Congreso de Estados Unidos.

En Camboya, que produce cerca de 6 millones de toneladas de arroz por encima de su nivel de consumo, la mayor parte de sus exportaciones se hacen en la frontera, hacia Tailandia y Vietnam, debido a que no tiene redes de transporte para sacar las cosechas por puertos de exportación. A su vez, los tailandeses y vietnamitas consumen el arroz barato de Camboya y exportan su propio arroz de mejor calidad.

Laos solo hasta ahora está resolviendo su situación sin salida al mar, abriendo un camino norte-sur, que conecta Kunming en China con Bangkok pasando por Laos y creando la posibilidad de convertirse en un exportador grande. Ya casi termina una represa grande sobre un tributario del Mekong, lo que le aportará tanto electricidad como irrigación.