Dupliquemos la producción de alimentos: Presidente de la comisión de agricultura del Congreso de Argentina

6 de may de 2008

4 de mayo de 2008 (LPAC).— El presidente de la Comisión de Agricultura de la camara baja de Argentina, Alberto Cantero Gutierrez, emitió un llamado para que Argentina celebre el bicentenario de la Independencia en el 2010, retornando a su papel apropiado de ser una de las potencias productoras de alimentos en el mundo: "Queremos duplicar la producción de alimentos y generar más riqueza", dijo. "Argentina debe volver a ser de nuevo el gran proveedor de alimentos para el mundo, empezando con garantizar la seguridad alimenticia de 40 millones de argentinos". El llamado de Cantero se produce enmedio de una importante crisis económica y política nacional sobre la política alimenticia, y la forma en que los carteles graneleros, dominados por los británicos, han destruido la producción de alimentos del pais con sus políticas de libre comercio y globalización. Cantero presentó un proyecto de ley en donde solicita la creación de una Agencia Nacional de Control y Promoción del Comercio Agrícola (ENPYCCA), que le daría poder al estado para comprarle directamente a los productores, dejando de lado a los intermediarios que con frecuencia venden los alimentos al doble del precio que se paga a los productores. "La idea no es crear un monopolio u oligopolio estatal, sino darle al estado las herramientas para que compre alimentos, [garantizando] que nadie pase hambre, para que haya transparencia y evitar la cartelización".

Reflejando tambien este debate, Felipe Solá, ex gobernador de la provincia de Buenos Aires, quien tambien es agrónomo, está proponiendo la creación de un Sistema Nacional de Seguridad Alimentaria (SNSA), que en cierta forma, dijo, se asemejará a la "muy respetada y querida Junta Nacional del Trigo" que disolvió en 1991 el gobierno librecambista de Carlos Menem. Según su propuesta, el estado compraría en grandes cantidades entre 15 y 30 alimentos básicos, y los vendería a precios razonables a los supermercados y otros comerciantes de todo el pais.

El propósito sería asegurar que la población tenga acceso a alimentos nutritivos, que la población los pueda comprar a precios razonables y en tercer lugar, promover el aumento de la producción de alimentos. "Esto es algo que el estado tiene que hacer, y Argentina no va a ser el único pais en el mundo que lo haga".