¿A que se debe la crisis en las remesas? Empleos, empleos y más empleos

6 de may de 2008
4 de mayo de 2008 (LPAC).— En el 2006, cerca del 20% de los hispanos nacidos en el exterior, empleados en Estados Unidos, estaban trabajando en el sector de la construcción; entre los de más reciente arribo (del 2000 a la fecha) el porcentaje era aún mayor, 30%. Adivinen lo que pasó despues.

Producto del estallido financiero global, y producto de la crisis hipotecaria y de vivienda en E.U., desaparecieron medio millón de empleos en la construcción entre el 2006 y el primer trimestre del 2008. De esos, los hispanos perdieron 324,000 empleos.

En general, según la encuesta del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el 40% de los hispanos gana menos que lo que ganaban en el 2007, y otro 33% gana lo mismo. Eso significa que casi tres cuartas partes de todos los hispanos ganan hoy lo mismo o menos de lo que ganaban en el 2007, en tanto que los precios de los alimentos, gasolina y otros productos esenciales se dispararon, producto del estallido hiperinflacionario, lo que significa que los salarios reales para estos trabajadores se han desplomado en un 73%.

No es de extrañarse entonces que 3 millones de trabajadores ya no puedan enviar dinero a sus lugares de origen.

Agréguele a esto el aumento en la histeria contra los inmigrantes, y las legislaciones estatales y locales en EU, y se tiene una mezcla explosiva. El Centro Hispano Pew informa que la mitad de los 47 millones de hispanos en EU (que incluye los nacidos en el exterior y nacidos en EU) temen ser deportados, ya sea ellos o miembros de su familia, o amigos. Y el BID dice que 28% de los adultos nacidos en Iberoamerica están pensando en regresar a sus paises de origen. Los organizadores de campo de LaRouchePAC por todo EU, indican que el porcentaje de los que planean regresar probablemente es aún mayor, en la medida en que se agudiza la crisis.