LPAC en acción: A liberar la comida... ¡del libre comercio!

15 de may de 2008
14 de mayo de 2008 (LPAC).— A continuación se reproduce un informe de primera mano de los activistas del LYM en Seattle.

En nuestra campaña por activar grandes redes para respaldar el llamado de Helga Zepp-LaRouche para transformar la cumbre de la FAO (del 3 al 5 de junio en Roma) y la reunión ciudadana del LYM en Seattle en torno al mismo llamado el 31 de mayo, estamos considerando a la población en general como compañeros organizadores en la campaña existencial por duplicar la producción mundial de alimentos y ponerle fin a la intención británica de erradicar a la raza humana con la hambruna. La mitad de nuestra oficina puso de blanco a redes dentro de la Universidad de Washington con distribución en masa de cinco cajas de materiales (el 'Informe de LPAC sobre las elecciones del 2008', '¿Está el diablo en tu laptop?' y el volante 'El agente británico Al Gore se está apoderando de tu comida'). En la mañana distribuimos materiales y después visitamos varias de las facultades en el campo universitario.

En la Facultad de Salud Pública y Medicina Comunitaria, nos mandaron con un alto miembro de la facultad que ha estado preocupado por el aumento de la obesidad y la diabetes debido a los inflados costos de los alimentos. En otro departamento, una mujer abría y cerraba la puerta de su oficina mientras intentaba escuchar lo que le deciamos a su secretaria, hasta que le preguntamos a la secretaria, si conocía a la FAO. Estalló: "Claro que conozco a la FAO, yo trabajo para la FAO!" Estuvo de acuerdo en que los biocombustibles eran una locura pero irónicamente trabaja para la FAO para evitar que las naciones pobres usen pesticidas. La mujer nos dió su tarjeta y dijo que iba a poner el volante de Helga en el boletín informativo de su departamento.

El avance más emocionante en la UW fue con algunos de los grupos de estudiantes. El activista del LYM Stewart se puso en contacto con un representante de un nuevo club estudiantil que han estado organizando para ayudar a los desamparados y hambrientos de Seattle. Según Stewart, se quedó con "la boca abierta" con la magnitud de nuestras actividades y muy emocionado sobre la posibilidad de entrelazar redes con las organizaciones con las que ellos están colaborando. Va a presentar nuestra movilización al grupo y está leyendo la información que le envió Stewart. Tambien contactamos a organizaciones estudiantiles del Medio Oriente y Asia, donde se reconoce más la crisis alimenticia. Los grupos estudiantiles estaban muy emocionados de escuchar sobre nosotros y van a discutir el volante de Helga en sus próximas reuniones. El dirigente de dos de los grupos asiáticos va a tener una reunión de la junta directiva del grupo con otras asociaciones la próxima semana en donde quizá vamos a poder hablar. En los próximos dias vamos a ponernos en contacto con esta jóven.

Tambien desplegamos hacia las granjas en el area de Carnation en Washington. Carnation recibe su nombre de una gran granja de investigación y desarrollo que en otros tiempos trabajaba en el desarrollo de diferentes variedades de ganado de engorda y otros proyectos para utilizar nuevas potencialidades del ser humano sobre el universo, pero fue adquirida por Nestlé en 1985 y convertida en centro de conferencias de ventas. Esto fue por el tiempo en que el presidente de la Reserva Federal Paul Volcker elevara espantosamente las tasas de interés en los préstamos, lo que quebró las granjas e industrias de nuestras comunidades, el manantial del ingenio. Los viejos residentes locales recuerdan que era dificil conseguir préstamos en ese entonces, a menos que fueras Nestlé, e implican que los carteles tenían a los bancos en el bolsillo. Visitamos ocho granjas, incluyendo Carnation, y nos reunimos con una granjera que exclamó, cuando le preguntamos si quería duplicar la producción de alimentos: "¿Pero qué quieres que haga? ¡No puedo trabajar el doble de horas al dia!" Cuando respondimos que necesitamos cambiar el ambiente para aumentar el rendimiento, dijo que lo que realmente necesitabamos era una represa en el rio Snoqualmie, porque se pierde buena parte de la cosecha debido a las inundaciones. Asumió que nosotros no ibamos a estar de acuerdo con esto, pensando que eramos unos ambientistas locos. "Somos de la base trabajadora del partido demócrata" le dijo Dave. Ella odia a los carteles graneleros y dió sus datos para ayudar a organizar.

En el mercado de las granjas, todos los que vieron nuestra pancarta gigante "A liberar la comida... del libre comercio" o nos escuchó preguntar "¿quieres acabar con la Organización Mundial de Comercio (OMC)?" se iba directamente hacia nuestra mesa. Tenemos unos cuatro buenos contactos con los cuales trabajar, uno de ellos está pensando en organizar con nosotros y otro que se volvió contribuyente visitando el portal electrónico, y otro que realmente quiere que más gente conozca el tipo de roña que realmente es Al Gore.

Lo último destacado del dia fue el grupo de jovencitos de sexto año que nos contaron muy contentos chistes sobre el gordo Al Gore: Al Gore está tan gordo que si rueda con un poncho, la gente grita: "Taxi". Al Gore está tan gordo que cuando pidió una cama de agua en el Holiday Inn, le pusieron una cobija en el océano!".