Congresista argentino le exige a la FAO: ¡Dupliquemos la producción de alimentos!

17 de may de 2008

"Es responsabilidad de todos que la duplicación de la producción de alimento aparezca en el temario de discusiones de la FAO", le dice el diputado argentino Cantero Gutiérrez al LYM 15 de mayo de 2008 (LPAC).— En una extensa amplia con el dirigente del LYM en Argentina Emiliano Andino, el diputado Cantero Gutiérrez, presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados de Argentina, apoyó calurosamente la idea de que duplicar la producción mundial de alimentos se convierta en el tema central de la discusión de la próxima reunión de la FAO en Roma.

Cuando Andino le habló sobre la movilización del movimiento de Helga y Lyndon LaRouche para cambiar el temario de la próxima reunión de la FAO en Roma, y demandar que se duplique la producción mundial de alimentos, Cantero respondió que eso era muy importante: "Es una inmoralidad social a nivel de todo el planeta...digamos una inmoralidad social planetaria, que pueda haber niños con hambre, mujeres embarazadas con desnutrición, y gente que se muera por falta de alimentos, con semejante nivel de avance científico y tecnológico", dijo. "Está en condiciones el mundo de realmente producir alimentos para todos, y alimentos de calidad. Por lo tanto, introducir esto en la agenda de la FAO creo que es una responsabilidad de todos y me parece excelente que los jóvenes estén impulsando realmente esta discusión", añadió.

Cantero subrayó que su nación no sólo tiene el potencial para producir alimentos de alta calidad para alimentar a entre 500 y 600 millones de personas, sino que también tiene la obligación moral de hacerlo. Con gran optimismo explicó exactamente cómo se puede hacer.

Cantero ha propuesto un proyecto de ley para crear un Ente de Promoción y Control del Comercio Agropecuario, Agroalimentario y Agroindustrial (ENPYCCAA) que establecería el control estatal sobre todos los aspectos de la comercialización agrícola. "Recuperar el rol que tiene el Estado y todos los gobiernos sobre el tema de seguridad alimentaria que es un aspecto crucial" dijo, y señaló que "la seguridad alimentaria fue lo que dió origen inicialmente a la Comunidad Económica Europea". El control de los intereses financieros multinacionales, el legado de la dictadura militar del 76 y las reformas neoliberales de los 90 dejaron al sector desorganizado y "practicamente en manos del libre mercado". El ENPYCCAA impediría "todas las prácticas monopólicas, la cartelización, las prácticas olígopólicas " de los 5 grandes grupos de capitales que ahora controlan la producción y comercialización de alimentos. Se necesita el ENPYCCAA, para "promover nuestros alimentos en el mundo, como también estar garantizando las libertades para que exista una transparencia en la comercialización, un ente para que también garantice la seguridad alimentaria del país".

El legislador argentino destacó que algunos intereses poderosos "están relegando fundamentalmente para Argentina ser productores de alimento balanceado para los animales del primer mundo y que nosotros seamos productores de biocombustibles. Eso a Argentina me parece que no es lo que le conviene, ni al mundo tampoco", agregó.

Cantero fue enfático de que en vez de usar el término "obras públicas" sería mejor hablar de "inversión públicas" que tengan al ser humano como su centro. "Muchas políticas se definen para que tengamos obras públicas, a modo que tengamos más producción de cerdos, más producción de vacas, o de soja o de trigo o de maíz, pero tenemos que poner al ser humano produciéndolo, viviendo y con calidad de vida, y tenemos que cambiar el concepto de obra pública por el de inversión pública. Es decir, aquellas obras públicas que realmente mejoren la infraestructura para que no exista la destrucción ni de las tierras ni de los pueblos".