¿Rechazará Obama al equipo pinochetista?

24 de may de 2008

23 de mayo de 2008 (LAPC).— Los principales asesores sobre política exterior de Barack Obama están trabajando como uña y mugre con conocidos neoconservadores —y asesores de McCain— para definir una política imperialista de intervenciones de fuerza en naciones soberanas como son Myanmar, Sudán, y Zimbabue. La pregunta es, ¿hará algo el senador para disociarse de estas malas compañías? Un artículo firmado en el Washington Post del 19 de mayo, por el subjefe de redacción de la página editorial Jackson Diehl, defendió la campaña de los asesores de Obama, Anthony Lake e Ivo Daalder para establecer un "Concierto de Democracias" que aprueben invasiones militares en paises de Africa y Asia. Un llamado de un investigador de EIR a las oficinas centrales de Obama, hecha el 21 de mayo, le sacó una declaracion a la vocera quien dijo que iba a referir la pregunta a las personas apropiadas en la campaña y que después se comunicaría. Hasta ahora no se ha obtenido ninguna respuesta.

La denuncia de que el equipo de Lake y Daalder promueven la perspectiva imperialista británica es muy directa. Lake, ex miembro del gobierno de Clinton, ha estado asociado con George P. Shultz, el arquitecto de la presidencia Cheney-Bush, durante los últimos cinco años. Los dos son copresidentes honorarios del Proyecto Princeton sobre Seguridad Nacional, que en el otoño del 2006 se manifestó a fagor de un Concierto de Democracias encabezados por los angloamericanos para llevar a cabo guerras preventivas de cambio de gobiernos alrededor del mundo, al margen de las Naciones Unidas. Daalder, miembro del Instituto Brookings, ha hecho equipo con el conocido neoconservador Roblert Kagan (asesor informal de John McCain) para promover tambien el intervencionismo, en forma de un Concierto de Democracias.

Su punto de mira y su relación con Shultz, un arquitecto del golpe de estado pinochetista en Chile en 1973, llevaron a Lyndon LaRouche a calificar a los asesores como el "equipo Pinochet de Obama". El meter a un íntimo colaborador de George Shultz, como su jefe de asesores sobre seguridad nacional, es lo máximo de la falta de juicio político de parte del senador Obama", observó LaRouche. "¿Es que no sabe el papel que tuvo Shultz en la dictadura de Pinochet en Chile? ¿Es que no sabe sobre Operación Cóndor, y las legiones de criminales de guerra nazis, que soltó Shultz y su socio en la promoción de Pinochet, Felix Rohatyn, como escuadrones de la muerte por todo el hemisferio y Europa?"

-El 'Concierto de Democracias'

Aunque el proyecto político de Princeton se presentó como una alternativa al enfoque unilateralista de Bush y Cheney, en realidad no es más que copia al carbón de la estrategia imperialista británica. Su propuesta global de Concierto de Democracias, "aportaría un foro alternativo a las democracias liberales para que se autorice una acción colectiva, incluyendo el uso de la fuerza, mediante un voto supermayoritario". Específicamente, la idea era sacarle la vuelta a la renuencia de las Naciones Unidas, en particular de Rusia y China, miembros permanentes del Consejo de Seguridad, que tienen poder de veto, a violar las soberanías nacionales.

Bajo el encabezado de "Construir un Orden Liberal" el proyecto exige las siguientes reformas a la ONU: "expandir el Consejo de Seguridad para incluir a India, Japón, Brasil, Alemania y dos naciones africanas como miembros permanentes sin derecho a veto; acabar con la capacidad de veto en todas las resoluciones del Consejo de Seguridad en donde se autorice una acción directa en respuesta a una crisis; y requerir que todos los miembros de la ONU acepten "la responsabilidad de proteger", en donde se reconoce que los estados soberanos tiene la responsabilidad de proteger a sus propios ciudadanos de "catástrofes evitables" pero que cuando no están dispuestos o no puedan hacerlo, esa responsabilidad tiene que recaer en la comunidad internacional".

Hasta que esta doctrina, que se reconoce de otra manera como la doctrina Blair de "intervenciones humanitarias" se pueda instrumentar, el grupo Lake-Shultz alega que lo deben hacer los Estados Unidos y sus aliados por sí mismos.

La idea del Concierto de Democracias se hace eco directo de la idea de la "Liga de Democracias" que presentó el anglófilo Clarence Streit en 1938. Streit era un dirigente estadounidense del Grupo Milner, encabezado por Lord Lothian, un estratega de altos vuelos de la facción en pro del nazismo en Gran Bretaña, quien orientó a Streit para que creara una red de propaganda dentro de los Estados Unidos a favor de una Unión Atlántica. En su libro, Union Now: A proposal for a Federal Union of the Democracies of the North Atlantic Streit hace un llamado para que los Estados Unidos, su divisa y sus fuerzas militares se amalgamen con el Imperio Británico, como el "núcleo de un gobierno mundial" que impondría su voluntad por medio de la fuerza armada.

Es de destacarse que Streit fue el suegro del financiero fascista Felix Rohatyn (su primera esposa fue Jeannette Streit), quien, junto con Shultz, ayudó a organizar el golpe de Pinochet en Chile.

Aunque no se sabe si Obama ha hecho un llamado directamente a favor de una política tipo Concierto de Democracias, el candidato republicano John McCain sí lo hizo, en el discurso que dió el 26 de marzo ante el Consejo de Asuntos Mundiales en Los Angeles. Shultz tambien ha respaldado a McCain.

Es absolutamente claro que el enfoque Lake-Shultz se traduce hoy en una violación total de la soberanía nacional de las naciones en desarrollo, a quien Lake, según Diehl, acusa de ser responsables de bloquear las "operaciones pacificadoras más eficientes" y de causar "la elevación de la temperatura de nuestros mares, y múltiples otras amenazas transnacionales". Ejercer este enfoque va a significar el genocidio.

¿Limpiará Obama ahora este problema en su campaña y se deshará de estos agentes británicos?