¡Británico espantados ante la propuesta de Tremonti! ¿Qué significa esto para la campaña electoral en EU?

8 de julio de 2008

4 de julio de 2008 (LPAC).— Ambrose Evans-Pritchard escribe hoy en el Daily Telegraph de Londres que la propuesta del ministro de Finanzas italiano Giulio Tremonti de aplicar el artículo 81 del Tratado Europeo (la disposición contra los monopolios de la ley vigente, no del Tratado de Lisboa) en contra de los especuladores, de aceptarse, dañaría severamente el poder financiero de la City de Londres. Pritchard informa que Sarkozy apoya la propuesta de Tremonti. Evans-Pritchard califica el artículo 81 como "artículo obscuro" y dice que "Giulio Tremonti, ministro de Finanzas de Italia, ha hecho un llamado por un frente unido europeo para hacerle frente a los supuestos abusos, describiendo a los especuladores como la 'plaga del siglo XXI'... cuenta con el respaldo del presidente de Francia Nicolás Sarkozy". Para completar el cuadro, Evans-Pritchard menciona que el Partido Social Demócrata en Alemania "está agitando para que se emprendan acciones en contra de la "langosta" que se apodera de los activos".

Evans-Pritchard está preocupado porque "en teoría las decisiones del artículo 81 se pueden aprobar con el voto de una mayoría calificada, pasando por encima del veto de los gobiernos británicos e irlandés. Cualquier intento de esta clase por restringir los mercados con derivados y a futuro podría causar un impacto grande en la industria financiera de la City de Londres y Dublin. Está lejos de estar claro que los británicos pudieran congregar una alianza de bloqueo en el clima actual anti mercado".

Lyndon LaRouche destacó que Evans-Pritchard no debe preocuparse; muchas cosas van a tener un impacto negativo grande sobre la industria financiera de la City de Londres; es difícil encontrar algo que no vaya a tenerlo. Evans-Pritchard todavía no se ha dado cuenta de cuál es su situación.

En realidad, Tremonti se adjudicó una victoria cuando el vocero del Comisionado Anti-trust, Jonathan Todd, dijo que el artículo 81 "claramente se puede usar en contra de toda forma de colusión". "No puedo decir si hay evidencia de colusión entre los especuladores, pero si hubiera evidencia, el artículo podría instrumentarse". Algunos órganos informativos enfatizaron el tema de la "evidencia", queriendo decir que primero se tenía que encontrar la evidencia y que esto era muy difícil. También, la inercia de la Comisión de la Unión Europea (UE) —dominada por Gran Bretaña— muestra que no va a haber un avance fundamental en este frente.

Sin embargo, "Tremonti arrojó la piedra al agua", comentó el periódico financiero El Sole, 24 Ore de hoy. "Si Tremonti logra agitar las aguas, empezando quizá en Europa, sería un paso adelante en un mundo abrumado por los golpes globalizadores, que parecen paralizar la capacidad de liderato y acción de todos, incluyendo las grandes institutciones internacionales".

Volviendo a Evans-Pritchard, teme que Nellie Kroes, el Comisionado de la UE para "servicios" que es un holandés "thatcherista" sea "casi seguramente reemplazado el próximo año por alguien que refleje el nuevo estado mental".

Evans-Pritchard dice que el nuevo estado de ánimo lo ejemplifica Tony Robinson, vocero del Grupo Socialista en el Parlamento europeo, quien "dice que el sistema capitalista se ha desacreditado y ahora tiene que enfrentar una regulación mucho más estricta. Crece cada vez más la marejada de opiniones a favor de acciones a nivel europeo. Nuestro grupo quiere prohibir toda la especulación con alimentos de los fondos de inversiones. Apoyamos un apropiado funcionamiento del mercado, pero lo que hemos visto en esta crisis es la moralidad del peor gusto en donde se toman decisiones en base a la codicia. Los fondos especulativos han usado deuda para apoderarse por la fuerza de compañías y despojarlas de sus activos. Esto tiene que parar", dijo.

En cuanto a extender la aplicación de las medidas contra la especulación fuera de la UE, Evans-Pritchard dice que los "abogados de la UE dicen que creen que pueden ganar cierto espacio de maniobra sobre los intercambios por fuera de la UE, usando el tipo de músculo regulatorio que paró la fusión interna en E.U. de la GE y Honeywell en el 2001. Aunque los dos gigantes americanos pudieron haber ignorado los reglamentos de la UE, escogieron ajustarse a ellos para evitar enormes multas y conservar sus negocios en Europa".

Todo esto representa algo que, haciendo olas de regreso a la campaña electoral en EU, tendrá efectos significativos, agregó LaRouche.

Reportajes afines: 

[a:href="\/packages\/protecci-n-los-bancos-y-los-propietarios-de-viviendas\/view"]Protección a los bancos y a los propietarios de viviendas[/a]

[a:href="\/packages\/salvemos-al-estado-nacional\/view"]Salvemos al Estado Nacional[/a]