Los recortes médicos de Bush significan genocidio: LaRouche

10 de julio de 2008

8 de julio de 2008 (LPAC).— Los recortes en salud que se están llevando a cabo a nivel estatal, y, más importante aún, en los programas federales fundamentales, Medicare y Medicaid, son equivalentes a genocidio, declaró hoy Lyndon LaRouche. La responsabilidad de esta crisis debe recaer directamente en el gobierno de Bush y Cheney asi como tambien en esos dirigentes demócratas que hay hecho muy poco por darle marcha atrás. Se deben emprender acciones de inmediato, dijo LaRouche, para evitar que se intensifique esta peligrosa crisis nacional. Medicare y Medicaid son parte esencial de nuestro sistema de cuidado a la salud y es un acto de genocidio perderlas. Al permitirse el deterioro de estos programas -por ejemplo, haciendo recortes a los pagos a los proveedores muy por debajo de los costos- se deja morir a la población .

LaRouche dijo: "Las políticas de salud del gobierno de Bush han asesinado a más personas que la guerra en el suroeste asiático".

Se tiene que dar marcha atrás con estas medidas, de inmediato, concluyó LaRouche. LaRouche PAC ha planteado repetidamente el enfoque necesario para una política de salud a nivel local, estatal y federal, que detenga esta crisis. No existen excusas para lo que constituye genocidio, a nombre de una "responsabilidad fiscal". El no actuar es equivalente a condonar una política de genocidio.