Los británicos desafían los intereses de EU

12 de julio de 2008

7 de julio de 2008 (LPAC).— Con la última ola de bombazos mortíferos en Afganistán y Pakistán, los intereses imperiales británicos están desafiando cada vez más a los de Estados Unidos. Para Lyndon LaRouche el afán por desatar una nueva guerra mundial a partir del suroeste asiático lleva a los británicos a enfrentarse de forma cada vez más abierta con EU, no obstante el riesgo de una contraofensiva devastadora por parte de los patriotas en las instituciones de la presidencia estadounidense. Para entender esta realidad estratégica, primero es necesario comprender que las agencias que están perpetrando estas atrocidades en Afganistán y Pakistán no son fuerzas ordinarias talibanas contra la ocupación, sino que son activos británicos. Estos activos se han establecido en Pakistán bajo la bandera del TTP o talibán pakistaní, controlado por la agencia de inteligencia de Pakistán ISI y MI6, la agencia de inteligencia de Gran Bretaña. El talibán pakistaní ahora anda metido en un movimiento para separar la zona occidental de Pakistán fronteriza con Afganistán para crear un nuevo enclave inestable a favor de la Gran Bretaña imperial. El objetivo británico es tener una presencia al lado de Asia Central, y repeler los intentos de Rusia, China e India de estabilizar el territorio eurasiático.

Sin embargo, la desintegración de Afganistán y Pakistán que instigan con los bombazos, es contraria al compromiso explícito del Gobierno de Estados Unidos, incluso con George W. Bush, de conservar la integridad territorial de esos países bajo sus agentes seleccionados, el presidente Amid Karzai de Afganistán y el presidente Pervez Musharaff de Pakistán.

La pregunta es: ¿cuándo van a quitarse los guantes finalmente las instituciones de EU y atacar por nombre al enemigo, los británicos?

¿No fue suficiente el 11-S?

Reportajes afines:

[a:href="\/asunto\/operaci-n-caos\/view"]Operación caos[/a]