El plan en tres partes del Secretario del Tesoro Paulson: Pánico; Cambio de pantalones: Lávese y repita

14 de julio de 2008

14 de julio de 2008 (LPAC).— El rescate cada vez mayor del sistema financiero global en quiebra dió un paso gigantesco hacia el abismo hiperinflacionario este fin de semana con el anuncio de que el gobierno de Estados Unidos aportará financiamiento sin límites a las gigantescas instituciones hipotecarias en quiebra, Fannie Mae y Freddie Mac. El domingo, 13 de julio, el Secretario del Tesoro Henry Paulson anunció"un plan en tres partes de acción inmediata". Primero, como "tope de retención de liquidez" se aumentará la línea de crédito que tienen las dos instituciones con el Tesoro. Segundo, el plan le daría al Tesoro la autoridad de comprar acciones de las compañías de ser necesario, y tercero, el plan le daría a la Fed el papel de supervisor de las dos compañías. Paulson dijo que lo consultó con la Fed, la Oficina de Supervisión de Compañías de Financiamiento de Vivienda (OFHEO que regula a Fannie y Freddie), la SEC, los dirigentes en el Congreso de ambos partidos, y Fannie y Freddie. El mismo dia la Fed anunció que había instruido a la Fed de Nueva York para que le aportara préstamos a Fannie y Freddie "si estos préstamos fueran necesarios". Los dirigentes de las comisiones bancarias del Senado y la Cámara baja, Chris Dodd y Barney Frank, respectivamente, han indicado su apoyo a las propuestas y van a tratar de tener lista una legislación en el escritorio del Presidente para el fin de semana. Hay varios puntos cruciales que destacar sobre este plan:

* No se trata de un rescate de Fannie Mae y Freddie Mac, sino parte de un esfuerzo continuo por proteger las valoraciones artificiales de billones de dólares en valores especulativos y trillones de dólares en apuestas derivadas, como una forma de diferir el desplome completo del sistema bancario global. Fannie y Freddie son vehículos de este rescate, que esencialmente protege a los bancos transfiriendo las pérdidas a Fannie y Freddie, y por lo tanto, al gobierno y a los contribuyentes. En vez de salvar a Fannie Mae y Freddie Mac, este plan las destruirá.

* Para financiar esta monstruosidad, el gobierno de E.U. y por lo tanto la economía de E.U., se van a hacer cargo de una enorme cantidad de deuda que no tiene la capacidad de pagar. El gobierno ya está en quiebra, y la economía ya se ha desplomado bajo el peso de las enormes deudas en que ha incurrido en las últimas cuatro décadas de política económica desindustrializadora y proespeculación. Los Hermanos Ding-a-ling pueden decir lo que quieran, pero de todas formas están quebrados, y el hacerse cargo de más deudas para tratar de ganarse el camino fuera de una crisis de deuda, es una locura completa.

* La Fed ya ha bombeado $ 1.2 billones al sistema bancario en las disposiciones de rescate de emergencia que creo en los últimos seis meses, y a cambio no tiene nada más que bancos en quiebra y precios encumbrados en alimentos y petroleo. Ahora quiere expandir aún más este rescate. Los rescates, el programa de estímulo de Bush, la indulgencia reguladora y la contabilidad de fantasia, todo ha fracasado, y ahora el plan es un plan de reciclaje de la deuda aún mayor. Todo lo que se logra con esto es acelerar la hiperinflación en los mercados financieros, y causar una espiral de aumento en los precios que está matando a la población americana.

* El sistema financiero está muerto y no se puede revivir. La única solución racional es admitir la verdad, poner el sistema en bancarrota e instrumentar un nuevo sistema basado en restablecer la productividad de la economía americana. Es esto o un estallido hiperinflacionario del dólar y una nueva edad de las Tinieblas.