Presidente de la Reserva Federal se hace eco de la propuesta de LaRouche de aumentar la tasa de interés

22 de julio de 2008

19 de julio del 2008 (LPAC).— Informes recientes dejan ver que al interior de la Reserva Federal se libra una pelea faccional sobre las tasas de interés. Gary Stern, presidente del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis, insiste ahora en que la Fed de hecho no debiera esperar hasta que se estabilice el Mercado financiero e hipotecario para aumentar los intereses. "No podemos eserar hasta que nosotros observemos con claridad los mercados financieros normales, que la economía crezca de manera robusta y así por el estilo, antes de que cambiemos de rumbo", dijo. "Nuestras acciones afectarán la economía en el futuro, no en el momento".

Si bien no se sabe qué tanto propone Stern aumentar los intereses, su demanda de un cambio en la política de las tasas de interés coincide con la propuesta de Lyndon LaRouche de que la Reserva Federal las aumente de inmediato a un 4% para detener la especulación y el derrumbe del dólar.

Stern, que este año vota en el Comité Federal del Mercado Abierto que decide sobre las tasas de interés, es el único miembro de dicho comité que ha servido bajo tres presidentes de la Reserva: Paul Volcker, Alan Greenspan y Ben S. Bernanke. Él devino presidente de la Reserva Federal de Minneapolis en 1985 y en 1996 disintió en tres ocasiones a favor de aumentar los intereses.

En la entrevista, Stern dijo que "la inflación principal es claramente demasiado alta". Agregó que a él le preocupa que se alimente a través de los precios base y expectativas públicas por la inflación.

Si bien evitó decir cuándo sería que los funcionarios cambien a favor del aumento de las tasas de interés, Stern dijo que "vamos a tener que, en mi opinión, cambiar algo de esas reducciones de los intereses. No creo que exista duda alguna al respecto. Pero exactamente cuándo depende sobre cómo evolucionen las cosas en adelante".

Otro indicio de una pelea faccional en la Reserva Federal es el hecho de que las minutas de la reunión del 24 y 25 de junio, dadas a conocer el 15 de julio, mostraban que algunos funcionarios de la Fed favorecieron un aumento de los intereses "muy pronto".