La propuesta de rescate de Paulson equivale a alta traición

6 de agosto de 2008

31 de julio de 2008 (LPAC).— Fuentes de inteligencia de Washington le informaron a EIR que el secretario del Tesoro Henry Paulson le estaba exigiendo al Congreso que legislara para aprobar un proyecto de ley sin límite en el endeudamiento en que puede incurrir Estados Unidos para rescatar a Fannie y Freddie [las entidades hipotecarias paraestatales], que acaba de aprobarse y acaba de firmar George Bush. Esta exigencia desquiciada fue rechazada por anticonstitucional por congresistas de alto rango, quienes no quieren ceder el deber de supervisión del Congreso. La fuente de EIR dijo que esta exigencia "ilimitada" la hizo Paulson porque bien sabe que solo el costo de rescatar a Fannie y Freddie va a ser de más de $1 billón de dólares en un período inmediato, en donde las hipotecas malas ya conocidas alcanzan $1.3 billones. Las pérdidas totales andaran por los $8 billones, dijo la fuente, si se agregan las quiebras bancarias que se anticipan. Cualquier propuesta de este tipo, reiteró ayer Lyndon LaRouche, equivale a alta traición. No hay forma de cubrir estas pérdidas con un rescate. La única solución son los tres pasos que LaRouche delineó en su conferencia por internet del 22 de julio.