LaRouche suscribe el llamado para establecer un nuevo "Comité Pecora"; exige la renuncia de Paulson

29 de septiembre de 2008

28 de septiembre (LPAC).— Lyndon LaRouche dio su apoyo entusiasta a la Resolución del Congreso 1452, introducida el 17 de septiembre del 2008 por los congresistas Marci Kaptur (D-Oh) y Scott Garrett (R-NJ), denominada "Creación del Comité Selecto sobre Rescates Financieros", lo que LaRouche llama un nuevo "Comité Pecora". El comité que se forme a raíz de esta propuesta se encargará de investigar la responsabilidad del secretario del Tesoro Hank Paulson, el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke y otros, en fraguar los salvatajes con dinero de los contribuyentes y las compras de los bancos Bear Stearns, la Federal National Mortgage Association, la Federal Home Loan Mortgage Corporation, Merrill Lynch, Fannie Mae y Freddie Mac, American International Group, Lehman Brothers y otras instituciones más. La iniciativa de ley faculta al comité selecto para que "investigue el papel que pudo haber tenido la influencia política en la supervisión de los mercados financieros tanto por el Congreso como las agencias reguladoras federales", y le impondría al comité selecto la tarea de presentar un informe a la Cámara de Representantes a más tardar el 31 de diciembre de este año. LaRouche aplaudió la propuesta como una nueva Comisión Pecora, en alusión a las audiencias de alto nivel del comité bancario del Senado de 1932 a 1933, que en particular pusieron de blanco al JP Morgan y Goldman Sachs, como los principales estafadores de Wall Street. El comité fue encabezado por el senador Duncan Fletcher (D-Fl.), pero el principal fiscal de los bribones de Wall Street en el comité fue el abogado en jefe Ferdinand Pecora. Las audiencias crearon el escenario para la aprobación de la Ley Glass-Steagall el 16 de junio de 1933.

LaRouche observó que Goldman Sachs se escapó la última vez que hubo una investigación seria de la criminalidad de Wall Street. Aseguremos que no vuelva a darse. LaRouche recalcó que ya es hora de simplemente regresar a Franklin Delano Roosevelt. Simplemente hay que decirle a Wall Street que se olviden de sus planes lunáticos. Nosotros, los ciudadanos, ya no queremos saber nada de Wall Street.

LaRouche centró la puntería contra el secretario del Tesoro Hank Paulson. Este hombre, junto con otros de la misma calaña, crearon la masa más grande de basura tóxica de la historia. Y ahora, ¿el Gobierno de Bush y el Congreso esperan que la población recurra de nuevo a Paulson y nos aconseje en cómo salir de este lío? ¿No creen que se necesita un mejor asesor que Paulson? LaRouche declaró: es hora de que se vaya. Ha sido un fracaso total, un verdadero artista arruinado, y ya hemos tenido suficiente de esto. El fue el maestro de todas las técnicas que nos llevaron a éste, el derrumbe financiero más grande desde el siglo 14. ¡Ya estamos hartos!