LaRouche denuncia el último despojo del Departamento del Tesoro como un plan fascista típico de Bush

20 de octubre de 2008

20 de octubre de 2008 (LPA)C.— Lyndon LaRouche denunció hoy en fuertes términos la reinterpretación flagrantemente anticonstitucional de los códigos de impuestos federales del gobierno de Bush, para gravar a los contribuyentes norteamericanos con todavía otro salvataje más multimillardonario en dólares, no autorizado, de los estafadores financieros. El Wall Street Journal informó el 18 de octubre que, a espaldas del Congreso, el secretario del Tesoro Paulson ha revisado la política fiscal, para permitirle a los bancos borrar todas las pérdidas de los libros de contabilidad de los bancos que van tomando. Previamente, esta práctica estaba prohibida, como medio para evitar que los bancos compraran instituciones financieras en quiebra como forma de evadir impuestos. La decisión de Paulson, que fue denunciada esta semana por el senador Charles Grassley (R-Ia.) entre otros, está diseñada específicamente para darle un alivio impositivo masivo al Banco Wells Fargo que se apoderó del quebrado banco Wachovia. LaRouche atacó la maniobra de Paulson por ser una "ratería del departamento del Tesoro en contra de los contribuyentes norteamericanos". Agregó que el tipo de comportamiento es típico del gobierno de Bush. "Despues de todo, fue al abuelo del presidente George W. Bush, Prescott Bush, el que pillaron financiando a Adolfo Hitler y el partido Nazi, a través de su firma Harriman, Hermanos Brown, y su Union Banking Corporation. ¿No es nada más que típico de los valores pro Nazis de la familia Bush el robarle a la población norteamericana en sus semanas finales en el poder?

LaRouche destacó que durante el período de la colusión de Prescott Bush con los Nazis, el gobierno de EU tomó medidas en contra suya. El 20 de octubre de 1942, bajo la Ley de Comercio con el Enemigo, la Custodia de Propiedades Extranjeras se apoderó de todos los activos del Union Banking Corp., e identificó a E. Ronald Harriman y Prescott S. Bush como los dos accionistas principales cuyos activos se habían confiscado en el banco. El 28 de octubre de 1942 el gobierno se apoderó de otras dos entidades Harriman-Bush, el Holland-American Trading Corp., y Seamless Steel Equipment Corp., bajo el mismo estatuto. El socio alemán de Prescott Bush en la empresa Union Bank fue el notoro Fritz Thyssen, quien escribió un recuento del tamaño de un libro de cómo él personalmente financió desde 1923 a Hitler y al partido Nazi.

"Yo quisiera saber" se preguntó LaRouche, "si este Congreso de Estados Unidos y este Departamento de Justicia van a hacer algo en contra de estas acciones flagrantemente anticonstitucionales del gobierno de Bush, de rescatar a los peores rateros financieros en la historia moderna, todo a costa de los contribuyentes norteamericanos".

LaRouche tambien advirtió sobre la influencia del megaespeculador y agente de la Oficina del Exterior británica, George soros, tanto en las campañas de Obama como de McCain, en particular en la campaña de obama. "George Soros es otro personaje que está metido hasta la coronilla en el ardid de rescate actual, que tiene el propósito de entregarle billones de dólares de los fondos de los contribuyentes a los peores piratas financieros sobre el planeta. Soros se jacta de haber sido uno de los autores del actual ardid de rescate y las acciones del propio fondo compensatorio de Soros en ultramar son típicas del tipo de pillerías que se han venido sucediendo en las últimas décadas. Aunque Soros alega que es crítico de la familia Bush, comparte la tradición de la familia Bush de colusión con los nazis".

LaRouche continuó, "Soros, hasta este dia, se jacta de que sus años mozos como colaborador del asesino de masas nazi, Adolf Eichmann, en su Hungría nativa, fueron la experiencia que formó su vida. No hay dudas de por qué Soros no es solo uno de los principales promotores del rescate de la burbuja especulativa, sino tambien el mayor promotor de la legalización de las drogas en el hemisferio occidental".