Al rescate del rescate de "A.I.G"

11 de noviembre de 2008

10 de noviembre del 2008 (LPAC).— American International Group (AIG), la aseguradora gigante que dejó ver gráficamente la falacia del mercado crediticio de los derivados ya está de regreso para un tercer paquete de rescate financiero. La Reserva Federal y el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos anunciaron un nuevo rescate por 150 mil millones de dólares, casi el doble de los 85 mil millones que se le otorgaran en septiembre. AIG recibirá 40 mil millones de la venta de acciones preferenciales al Plan de Asistencia de Fondos en Dificultades (TARP), el mismo método usado para bombear dinero a los bancos, y una reducción de la tasa de interés de sus préstamos actuales con la Fed de 8,5% al 3% sobre líbor con una ampliación de tres años en el plazo vigente. El nuevo acuerdo crea también dos disposiciones de préstamo con propósitos especiales, uno para adquirir valores hipotecarios de A.I.G., y el otro para comprar obligaciones de deuda garantizadas (CDOs) que A.I.G. aseguró a través de créditos recíprocos de incumplimientos de créditos. La Reserva Federal de Nueva York prestará a estos dispositivos $32,500 y $30,00 millones de dólares, respectivamente.

La clave del programa revisado es la disposición CDO, que busca permitir a A.I.G. que desenrede su operación de derivadas crediticias para comprando los instrumentos que tiene aseguradas y pueda eliminar los derivados. La necesidad de mantener ampliando el paquete de rescate de A.I.G. refleja la forma en la que los efectos de la muerte del sistema financiero se abren camino en la contabilidad de los especuladores; el rescate no es de A.I.G. como empresa en sí, sino más un intento de salvar al sistema mismo. A.I.G. y su negocio de derivados crediticios es un punto de alerta, y de esa manera un punto de intervención en una crisis sistémica. Lo que se quiere "salvar" no es a A.I,G,, sino al sistema, y como muestran las repetidas operaciones de rescate, no funcionan.