El Congreso le pregunta al diablo: "a qué temperatura podemos pasarla en el infierno?"

15 de noviembre de 2008

13 de noviembre de 2008 (LPAC).— George Soros, junto con otros cuatro multimillonarios de fondos compensatorios y cinco eruditos financieros testificaron hoy sobre la culpabilidad de los fondos compensatorios en la crisis financiera en una audiencia maratónica de cuatro horas en la Comisión sobre Supervisión del Gobierno y Reforma del gobierno de la Cámara de Representantes. Presidida por Henry Waxman (D-CA), como parte de la serie de audiencias que la presidenta del Congreso Nancy Pelosi patrocina como política de respuesta a la crisis, los miembros de la comisión le hicieron reverencias y se deshicieron ante Soros y los otros tiburones, preguntándoles muy comedidos, qué tipo de regulación preferirían ellos, en caso de que quieran regulaciones. Esta escena es como preguntarle al diablo, ¿A qué temperatura la podemos pasr en el infierno?" Al ser informado sobre el trámite deprimente, Lyndon LaRouche dijo qué hacer con Soros: "Dénle las mismas condiciones que Dios le puede ofrecer en el infierno. Pónganlo en una celda de tortura enseguida de Eichmann, donde pertenece Soros por las acciones criminales de las que es culpable".

Los testigos profesionales dieron algúnos parámetros la participación de los fondos compensatorios en el estallido global actual.

Andrew Lo, investigador del MIT calculó que actualmente, los fondos compensatorios tienen $1.5 billones en fondos apalancados hasta los $3 billones, de activos nominales. Esto ha bajado comparado con el 2007 cuando $2 billones de fondos se apalancaron hasta los $5.5 billones. Se espera en las próximas semanas una estampida masiva de inversionistas tratando de salirse de los fondos compensatorios. Se describieron los procedimientos habituales de los fondos compensatorios para evadir impuestos, saquear compañías y llevar a cabo otras acciones depredatorias

Sin embargo, George Soros, quien encabezó el panel de gerentes de fondos compensatorios, fue tratado con guantes de seda. Soros, presidente del Soros Fund Management LLC de Nueva York con $19 mil millones, y con carrera de sirviente de las operaciones del Imperio Brutánico, le advirtió al Congreso que tuviera "cuidado con extralimitarse" aunque ahora "ya estalló la burbuja". Dijo que "no debe haber regulaciones apresuradas de castigo" de los fondos compensatorios. Es cierto, el volumen de los fondos que manejan los directores de operaciones compensatorias está en proceso de contraerse entre 50 y 75% con el proceso de "apalancamiento negativo desordenado y en masa", causando caos por todos lados, pero todo lo que se necesita es "un monitoreo de cerca y regulaciones".

Solo un congresista, Mark Souder (R-Indiana) rompió el perfil cuando le dijo a Soros que su actividad narcolegalizadora era "pasmosa". Souder dijo "espero que reevalúe" sus campañas en pro de las drogas.