LaRouche: Del miedo al pánico ante el impacto del crac de los derivados

22 de noviembre de 2008

21 de noviembre de 2008 (LPAC).— Lyndon LaRouche declaró hoy que banqueros y funcionarios gubernamentales prominentes han pasado "del miedo al pánico" en la medida en que se siente el impacto de la fase siguiente de la desintegración total del sistema financiero global. "Estamos ahora frente al estallido de la burbuja de derivados, multibillonaria en dólares" y esto es lo que está ocasionando el pánico, explicó LaRouche.

A fines de junio del 2008, las cifras oficiales compiladas por la Contraloria de la Moneda de E.U., mostraban que la exposición total por derivados de las tres sociedades bancarias más grandes de Estados Unidos —JP Morgan Chase, Citicorp y Bank of America— eran de más de $179 billones de dólares. Y el Banco de Pagos Internacionales cifró a fines del 2007 la cantidad de contratos con derivados sin pagar a nivel mundial en $675 billones, apenas una fracción de la exposición real.

En noviembre, los inversionistas en fondos compensatorios tuvieron la oportunidad de retirar su efectivo, sin penalidades, y este factor, añadido a la desarticulación en marcha de la burbuja de derivados, se está haciendo sentir. LaRouche destacó que todas las principales instituciones financieras en Estados Unidos, Europa y Asia están atadas al desplome de los derivados, pero ninguna sabe exactamente cuál es la exposición de las otras instituciones financieras.

"Esta es la gran explosión, que está detonando en este preciso momento" advirtió LaRouche. "Y hasta ahora, solo yo ofrezco la única solución coherente —reorganización por bancarrota de todo el sistema financiero global— empezando con la eliminación de todas las obligaciones con derivados. Mi solución representa una amenaza existencial para todo el sistema financiero globalizado angloholandés. Yo lo sé, lo saben muchos de los principales banqueros y funcionarios gubernamentales a nivel mundial y por supuesto, lo saben los británicos. Esa es la razón de por qué el temor se ha convertido el pánico total. Nos acercamos al momento de la confrontación decisiva".