Camarilla de banqueros británicos y su maquinaria propagandística ponen de blanco al congresista Rangel

27 de noviembre de 2008

25 de noviembre de 2008 (LPAC).— El congresista demócrata por Nueva York, Charles B. Rangel, el primer afroamericano presidente de la Comisión de Administración y Presupuesto de la Cámara de Representantes, y dirigente demócrata que representa el impulso pro Franklin D. Roosevelt en el Congreso, es el blanco de una campaña de destrucción que sienta precedentes, dirigida por los banqueros. El ataque es nada menos que una operación británica para destruir la Constitucion de Estados Unidos con un asalto al Congreso, enmedio de la peor crisis financiera en la historia. Que se produzca el ataque —encabezado por el New York Post y el New York Times— la misma semana en que el secretario del Tesoro Henry Paulson diseñó el rescate de Citibank, no es accidental. A pesar de todo lo que promete Paulson, lo del Citibank no es más que el primero de muchos pero muchos otros megarescates, y como fue el caso anteriormente, tienen a Rangel de blanco porque es un obstáculo, quien amenaza con bloquear los ardides financieros de imponer un saqueo fascista sobre la población, a la vez que reparten rescates anticonstitucionales a los especuladores. En el verano del 2008, el rescate ilimitado de Fannie-Freddie, anunciado por Paulson el 7 de septiembre del 2008, que Lyndon LaRouche calificó de "equivalente a traición", había sido rechazado anteriormente por la Comisión de Rangel. Rangel y su Comisión limitaron la "bazuka" de Paulson a $ 800 mil millones, e insistieron en que fuera transparente, elevando el techo de endeudamiento de $ 9.6 billones a $ 10.4 billones.

Ahora bien, con la intensificación de la crisis financiera, así se intensificó el ataque en contra de Rangel. El New York Post, propiedad del propio Rupert Murdoch de la reina, renovó sus ataques el 23 de noviembre, poco después de que Rangel fue ratificado como presidente de la Comisión de Administración y Presupuesto. La camarilla de los financieros tenían esperanzas en que se purgara a Rangel como parte de la sacudida de Pelosi que sacó al congresista John Dingell (D-MI), por mucho tiempo presidente de la Comisión de Energia de la Cámara de Representantes. Muchos miembros del congreso se oponían a que se reemplazara a Dingell, entre ellos Rangel, quien dijo: "Este es el entierro del sistema de antiguedad. No me sorprendería si me impugnaran, por la misma razón que estaba muy sorprendido el señor Dingell".

Al igual que en el verano del 2008, el asalto del "Post y Times" de Nueva York en contra de Rangel se basa en insinuaciones. El 23 de noviembre, el "Post y Times" informaron sobre supuesto fraude fiscal en donde Rangel declara rango fiscal de "finca" de una casa en Washington, D.C., pero "la propiedad se vendió hace más de ocho años" y se le ha solicitado al contador del representante Rangel que "presente los registros de esto" dijo un vocero. Después, el 25 de noviembre, el Times golpeó con su versión de un ataque con armas pesadas: un artículo en primera plana, con seguimiento en páginas interiores de plana entera, diciendo que Rangel estaba a favor de una legislación en el 2007 que se oponía a los aumentos fiscales retroactivos a las compañías estadounidenses registradas en sitios extraterritoriales, y que esto le ayudaba a una compañía llamada Nabors Industries a mantener su refugio fiscal. Antes y después de la legislación, un ejecutivo de Nabors había dado contribuciones para la biblioteca de City College de Nueva York (CCNY), para lo cual Rangel había solicitado contribuciones caritativas a unas 47 corporaciones, informa el Times.