Desmontaron la seguridad en Bombay antes del ataque, pese a las advertencias específicas

1 de diciembre de 2008

30 de noviembre de 2008 (LPAC).— Como lo informaron medios de prensa hindúes y otros a nivel internacional, incluyendo CNN, hubo advertencias de inteligencia muy específicas sobre un ataque inmimente en Bombay. Producto de esto, se había aumentado la seguridad en la ciudad en los hoteles ubicados como blancos. Sin embargo, una semana antes del ataque se desmontó esta seguridad, incluso en el momento en que la Armada india y la Guardia Costera estaban tras la pista de los terroristas rumbo a Bombay, basados en una llamada telefónica interceptada al principal comandante militar de Lashkar-e-Taiba para las operaciones en contra de India. El Hindú reporta de una fuente del gobierno muy bien ubicada que los servicios de inteligencia de India habían emitido por lo menos tres advertencias muy precisas en el sentido de que era inmimente un ataque terrorista en Bombay.

El 18 de noviembre, el Ala de Investigación y Análisis (RAW, por siglas en inglés) interceptó una conversación telefónica via satélite, donde alguien al momento no identificado le notificaba a sus operativos que se dirigía a Bombay con una cierta carga. Los analistas determinaron que la llamada se hizo a un número telefónico en Lahore que se sabía usaba el principal comandante militar de Lashkar-e-Taiba para las operaciones con blancos en India, quien es conocido solo por el nombre código de "Muzahhil" y "Abu Hurrera". Los investigadores de la policia de bombay determinaron que la llamada se hizo desde un teléfono via satélite que finalmente se encontró abandonado en un bote de pesca que había sido secuestrado por los terroristas. El teléfono via satélite también contenía registros de varias otras llamadas a los operativos Lashkar en Paquistán.

La Armada india y la Guardia Costera llevaron a cabo una cacería a gran escala en búsca del barco en el que se habían embarcado los terroristas en Karachi. Con base en el testimonio del terrorista Lashkar arrestado, Ajmal Amir Kamal, los investigadores creen que los terroristas secuestraron el bote de pesca para evadir ser detectados.

A fines de septiembre, informantes de la Agencia de Inteligencia habían alertado que una unidad de Lashkar se preparaba para realizar un atentado en el Hotel Taj Mahal. Según las fuentes, la advertencia se basada en el testimonio de un terrorista arrestado en Bombay, Fahim Ansari, quien le dijo en marzo a los investigadores que él había llevado a cabo operaciones de reconocimiento en la Bolsa de Valores de Bombay, Gateway del area de India y el Hotel Oberoi, en preparación para un ataque.

RAW, según el Hindu, lanzó advertencias de que Lashkar planeaba atacar uno o más de los hoteles en los suburbios del norte de Bombay, incluyendo el Leela Kempinski.

CNN Late Edition informó hoy que Estados Unidos interceptó información en septiembre, que comunicaron a funcionarios hindúes, en donde se sugería que hoteles en Bombay podían ser blanco de ataques y que había la posibilidad de un ataque por mar. También en la ciudad hindú de Rampur, Uttar Pradesh, las autoridades hindúes arrestaron a dos personas que de nuevo sugirieron que los hoteles de Bombay estar de blanco.

Fuentes policiales dijeron que estas advertencias de inteligencia les llevó a desplegar personal cerca de los principales hoteles de Bombay, y a tener reuniones con los directivos de seguridad de los hoteles. Se introdujeron reglamentos para el estacionamiento en el Hotel Obero y se emitieron circulares a los negocios locales pidiendoles que adoptaran precauciones de seguridad especiales.

Sin embargo, las severas restricciones de seguridad se levantaron una semana antes de los ataques, supuestamente después de que los empresarios y los residentes se quejaron de la inconveniencia. Una fuente policiaca dijo "también quitamos la seguridad adicional porque estabamos tensando al límite a nuestros efectivos y el personal que teníamos no tenía, en cualquier caso, el personal especialmente entrenado que se necesita para evadir un ataque de una escuadra suicida".

Según CNN el presidente del Hotel Taj Mahal, Ratan Tata confirma que durante dos meses incrementaron la seguridad después de que les advirtieron sobre un posible ataque terrorista, pero que las medidas se desmantelaron solo una semana antes de los ataques. Tata dijo "la gente no podía estacionar los carros en el pórtico, en donde tenían que pasar por un detector de metales". Pero Tata argumenta que incluso si no se hubieran desmantelado las medidas de seguridad, no hubiera habido diferencia. Dijo que los atacantes no entraron por la entrada principal en donde estaba situado el detector de metales. En vez de esto usaron la entrada posterior. "Sabían lo que estaban haciendo y no pasaron por el frente. Todos nuestros arreglos eran en la parte de enfrente. Planearon todo. Yo creo que lo primero que hicieron, es que mataron al perro sabueso y a su entrenador. Se metieron por la cocina".

Un huesped en el Taj le informó al Hindu el viernes que él había notado una seguridad hermética cuando se hospedó en el hotel el mes pasado. Sin embargo, en este último viaje, dijo, pudo entrar directo al hotel sin toparse con las mismas medidas.