Más revelaciones contra Soros en la República Dominicana

3 de diciembre de 2008

2 de diciembre del 2008 (LPAC).— El representante del movimiento de LaRouche en la República Dominicana, Jorge Meléndez, ha venido desenmascarando al "filántropo nazi" George Soros en una serie de entrevistas en los medios informativos, a la vez que explica las propuestas de LaRouche como la única alternativa. El 27 de noviembre, Meléndez fue entrevistado de nuevo, esta vez por la estación de radio Tentación, 102.5 FM en el programa "Recuento". Meléndez intervino en un panel junto con otros comentaristas, cuya discusión fue retransmitida la noche siguiente en horario estelar. La primera pregunta fue para Meléndez y se le pidió un comentario sobre [a:href="\/news\/2008\/11\/21\/que-tonto-se-le-ocurre-escuchar-un-nazi-promotor-de-las-drog.html"]la conferencia realizada apenas el fin de semana anterior en la República Dominicana titulada "El orden financiero global: Una perspectiva regional"[/a], organizada conjuntamente por la Comisión Económica para América Latina de la ONU (CEPAL) y el presidente dominicano Leonel Fernández. Soros, entre otros, fue uno de los oradores principales. Meléndez dijo que Soros era un conocido megaespeculador que comparte con los de su calaña la culpa por el actual desastre económico, pero más grave aún, es un conocido proponente de legalizar las drogas, financiando una serie de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) que trabajan afanosamente para ese fin.

Meléndez agregó que, desafortunamente, los resultados de dicha reunión, como la del Grupo de los Veinte (G20) y la de la APEC en Lima, demostraron el fracaso miserable de los líderes del mundo para hacer frente a la peor crisis económica de los últimos 100 años. Meléndez señaló que, como lo ha estado señalando LaRouche, lo que se necesita con urgencia no es una reforma sino la reorganización por bancarrota del sistema financiero mundial, precisamente lo opuesto de las propuestas enfermizas —o peor— que han estado saliendo de esas reuniones, que insisten en proteger la misma política de libre comercio que son la raíz de la crisis.

Uno de los miembros del pánel comentó que parecía como que la zorra estaba encargada de "reformar" el gallinero, y que a todas luces era necesario poner tras las rejas a los responsables de la crisis que, como dijo un ex gobernador del Banco Central de la República Dominicana, es ante todo una crisis moral.

Meléndez respondió que esa evaluación era incompetente, y que la gente debe recurrir a LaRouche, el economista que transformó la economía de ideología en ciencia, y que por tanto él es el único para indicar tanto la naturaleza precisa de la crisis y sus consecuencias, como los medios para salvar a la humanidad de esas consecuencias. Dijo que la crisis no es meramente moral, ni un crac, sino más bien un proceso de desintegración ya en marcha, y que los líderes del mundo no pueden esperar más a emprender una reorganización por bancarrota del sistema financiero mundial, o será demasiado tarde.

No debemos esperar hasta el próximo abril para sostener otra reunión, dijo Meléndez, dado que la producción mundial ya se está desplomando a niveles desastrosos. Señaló la ola de despidos que tiene lugar en la República Dominicana, la rápida caída de las remesas del exterior de las que depende la economía, el derrumbe del turismo, y otros problemas. Debemos defender nosotros la humanidad y el movimiento de LaRouche ha defendido por años al 80% de la población cuya misma sobrevivencia peligra en estos momentos.