Jefe de inversiones de China: ¡Botemos los derivados, negociemos un nuevo Bretton Woods!

6 de diciembre de 2008

5 de diciembre de 2008 (LPAC).— En una extraordinaria entrevista con James Fallows de The Atlantic, a Gao Xiqing, presidente de la Corporación de Inversiones de China (que invierte y administra $200 mil millones de dólares de las reservas internacionales de China) se ven reflejadas muchas de las opiniones de Lyndon LaRouche: sobre el carácter peligroso y ficticio de los derivados; sobre la necesidad urgente de una conferencia por un nuevo Bretton Woods; y sobre la urgencia de que E.U. retornen a la fortaleza y la sabiduria que mostraron durante la II Guerra Mundial. La entrevista tuvo lugar dos meses antes de las elecciones norteamericanas. Se puede buscar en:

[a:href="http:\/\/www.theatlantic.com\/doc\/200812\/fallows-chinese-banker\/2";target=_blank]http://www.theatlantic.com/doc/200812/fallows-chinese-banker/2[/a]

A continuación, algunas citas:

* Sobre los derivados: Si se ve uno por uno de estos productos [derivados] tienen sentido. Pero agregados, son una estupidez. Son pura basura. Funcionan para estafar a la gente. [Gao describe los derivados como la venta del reflejo en el espejo del reflejo en el espejo de un producto real]. Yo creo que debemos revisarlos detenidamente y decir: "Deshagámonos del 90 por ciento de los derivados". Por supuesto, eso va a ser muy impopular, porque mucha gente perderá sus empleos.

* Sobre un Nuevo Bretton Woods: Pero creo que a final de cuentas, el gobierno norteamericano necesita hablar con algunas personas y decir: "¿Por qué no nos reunimos y pensamos sobre esto? Si China tiene $2 billones de dólares, Japón tiene casi $2 billones, y Rusia tiene también algo, y todos los demás, entonces hagamos de lado las diferencias ideológicas y pensemos sobre lo que es beneficioso para todos". Podemos juntar a todas las personas pertinentes y pensar en lo que la gente está llamando un segundo sistema de Bretton Woods, como lo hizo la primera convención del Bretton Woods.

* Sobre la potencia norteamericana: No es posible seguir con las condiciones actuales. Es tiempo de que el nuevo gobierno, con Obama o incluso con McCain, realmente le diga a la población: "Miren, estos son tiempos de guerra, se trata de la sobrevivencia de nuestra nación. No se trata de nuestra supremacía en el mundo. Ni siquiera debemos mencionarlo más. Concentrémonos en lo básico de nuestra subsistencia.". Yo admiro enormemente a la población norteamericana. Son creativos, trabajadores, confiados y amantes de la libertad. Pero tiene que haber alguien que diga la verdad. Y entonces, empezar a darse cuenta. Y si se hace, justo como se hizo durante la II Guerra Mundial, entonces volverán a ser grandes de nuevo! Si esto sucede, entonces por supuesto, la potencia estadounidense todavía estará ahí en lo que me quede de vida. Pero muchas personas le están apostando a lo contrario.