El New York Times se hace eco del llamado de LaRouche por una 'Nueva Comisión Pecora'

6 de enero de 2009

6 de enero de 2009 (LPAC).— El diario The New York Times se unió hoy a Lyndon LaRouche en el llamado por una "nueva Comisión Pecora", que llegue al fondo del enorme fraude de Wall Street y la City de Londres que ha llevado a la peor crisis del sistema financiero global en la historia moderna. Primero en septiembre del 2008, y de nuevo el 27 de diciembre siguiente, Lyndon LaRouche exhortó al Congreso a realizar una investigación a toda escala modelada en las audiencias del Comité Bancario y Monetario del Senado que desenmascarara el fraude y la corrupción generalizada antes del crac de la bolsa de valores en 1929. Dicha investigación, encabezda por el entonces fiscal adjunto de distrito de la ciudad de Nueva York Ferdinand Pecora, allanó el camino para la regulación bancaria de Franklin Roosevelt.

El New York Times de hoy destaca una fotografía de Ferdinand Pecora de un tercio de página, como ilustración de un artículo editorial del historiador de economía Ron Chernow, titulado "¿Dónde está nuestro Ferdinand Pecora?", en el que convoca al presidente electo Barack Obama a que encargue al Congreso una "investigación radical de los derrumbes gemelos de la bolsa de valores e hipotecario para crear tanto el contexto intelectual como la base política para el cambio".

Chernow, cuya historia de la Casa de Morgan documenta los nexos de los bancos estadounidenses con Londres y su apoyo activo al fascismo, hace una sinopsis precisa de la Comisión Pecora y su impacto en la población de los Estados Unidos, la que supo, en el transcurso de más de un año de interrogatorios de los principales banqueros de Wall Street, cómo las actividades desreguladas de los financieros más encumbrados de la nación, condujeron al crac de 1929. "Pecora no sólo documentó una letanía de abusos, sino también allanó el camino para la legislación que le puso remedio. La Ley de Valores de 1933, la Ley Glass-Steagall de 1933 y la Ley del Comercio de Valores de 1934, todas abordaron los abusos que Pecora pusó al descubierto. Fue sólo un acto de justicia poética cuando Roosevelt lo designó comisionado de la recién creada Comisión de Valores y Cambios", escribe Chernow.

Chernow termina su artículo apoyando el llamado, ya hecho por Lyndon LaRouche: "Un público profundamente desilusionado de nuestro liderato financiero, busca desesperadamente respuestas. El nuevo Congreso tiene la oportunidad de encabezar la nación, paso a paso, a través de todas las maquinaciones que condujeron a la debacle actual y conformar una legislación sabia para impedir su recurrencia".